Un grupo de 17 inmigrantes ilegales de Nepal pidieron a Colombia no ser deportados a su país, el cual se encuentra en crisis humanitaria por el reciente terremoto que dejó más de ocho mil víctimas, informaron fuentes policiales.

Los ciudadanos de ese país asiático fueron detenidos por la Policía de Colombia en el golfo de Urabá, cuando eran movilizados por una banda de traficantes de personas hacia Centroamérica y luego trasladarlos a Estados Unidos.

El grupo de inmigrantes abandonó Nepal después del terremoto del pasado 25 d abril, con la intensión de llegar a Estados Unidos, y fueron detenidos en una ofensiva de Colombia contra las organizaciones encargadas del tráfico de personas.

Los inmigrantes que son detenidos en Colombia, por ley, deben ser expulsados del territorio nacional, pero las autoridades remitieron este caso a consideración de organismos humanitarios para definir la suerte de los ciudadanos nepalíes.(Notimex)