México.- A la fecha, sólo 40% de las entidades de la República Mexicana se han adherido de manera formal al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, entre los que se encuentran: Tabasco, Chiapas, Yucatán, Veracruz, Ciudad de México, Colima, Baja California, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Sonora, San Luis Potosí y Puebla. Sobre los 19 estados restantes, el titular del Insabi, Juan Antonio Ferrer, los reportó en proceso de adhesión, mismos que cuentan hasta el final de enero para formalizarlo.

Durante la conferencia Mañanera de este martes, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) explicó que la no adhesión significa que cada estado siga manejando su sistema de salud, que no lo transfieren a la Federación, de la que señaló que siempre ha otorgado los recursos para la salud de la gente, dinero que seguirán recibiendo vía ramos 33, 28 y 12.

Es decir, aseguró que no se mermarían los recursos que recibe cada estado en materia de salud.

Fue en noviembre de 2019 que se anunció que el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) recibiría la transferencia de al menos 40 mil millones de pesos procedentes del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular, recursos que aprobaron los integrantes de las comisiones unidas de Salud y Estudios Legislativos.

Justo el 16 de enero, López Obrador anunció que para asegurar que la población que no cuenta con servicios públicos en materia de salud, los reciba de manera gratuita, el gobierno federal destinará 40 mil millones de pesos adicionales que se entregarán a los estados que acepten adherirse al Insabi.