#Al instante

Insectos, la posible opción de botana para el futuro

Tanto las frituras como los insectos crujen durante los mordiscos, pero la diferencia, en principio, es que las primeras no aportan valores nutricionales.

Por Redacción, 2019-07-21 11:24

México, (Notimex).- La noche de viernes llega y con ella el gusto de disfrutar un par de cervezas y una buena cena, pero ¿qué tal si en lugar de una entrada como papas, nachos o dedos de queso se ofreciera una orden de chinicuiles, escamoles u hormigas chicatanas?.

Tanto las frituras como los insectos crujen durante los mordiscos, pero la diferencia, en principio, es que las primeras no aportan valores nutricionales, mientras que los insectos brindan hasta 70 por ciento de proteínas.

Sin embargo, en muchos lugares las primeras botanas no tienen costo, mientras que una orden de chinicuiles llega a valer más de 300 pesos.

De acuerdo con la publicación del ejemplar “¿Los insectos se comen?”, de la investigadora del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Julieta Ramos-Elorduy B., los insectos son una fuente importante de proteínas, ya que el 60 y 70 por ciento de su masa corporal está constituida por éstas.

El libro que pertenece a la colección de Ciencia de Boleto de la UNAM y el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, explica que los insectos han habitado en la Tierra desde hace más de 300 millones de años, mientras que los humanos hace un millón.

Además, se han adaptado a los diferentes hábitats de la Tierra y ahora ocupan cuatro quintas partes del reino animal por lo que han sido consumidos en todo el mundo, especialmente por grupos étnicos.

Ramos-Elorduy propone que los insectos se vuelvan a convertir en uno de los principales alimentos de los mexicanos, a fin de enriquecer la dieta, principalmente de las personas que viven en condiciones de miseria tanto en ciudades como en áreas rurales.

Sin embargo, en un restaurante cerca de la parroquia de Coyoacán, la orden de chapulines tiene un precio de 89 pesos; la de hormigas chicatanas 98; cocopaches (cinches de planta) a 165; escamoles (larvas de hormiga) 184; y la orden de chinicuiles (gusano rojo) 363 pesos.

De acuerdo con Eduardo de la Vega, socio de la Casa de los Tacos en Coyoacán, es más caro un kilogramo de insectos que un kilo de pollo, res o cerdo, pues aunque la carne se puede conseguir en cualquier establecimiento de la Ciudad de México, los insectos que se consumen en ese lugar son traídos de Hidalgo y Tlaxcala, principalmente.

“La recolección no es fácil, para conseguir los escamoles, por ejemplo, se requiere de enterrar las pajas y ya que las hormigas pusieron las larvas es cuando se van a recoger; el gusano rojo está en las raíces del maguey y el gusano blanco en la penca, además son de temporada”.

Aun así, por su alto valor proteico, Eduardo de la Vega, considera que los insectos serán la comida del futuro.

En la calle de Regina, en el centro de la Ciudad de México, se encuentra el chef Fortino Rojas, quien durante décadas ha trabajado en “Don Chon”, un restaurante caracterizado por ofrecer comida prehispánica desde el año 1924.

Tras hacer una pausa en la preparación de alimentos, narra que el platillo más viejo y tradicional es el ahuautle, y aunque muchos dicen que se trata de huevos de mosco de agua dulce, Fortino asegura que son huevos de la chinche de zanja.

“La hacemos con su epazote y huevo para amarrar la tortita, luego lo servimos con salsa verde y nopales”, comenta.

Entusiasmado, cuenta que también se ofrecen los acociles, un platillo milenario de los aztecas que en el lugar se sirven frescos, “con su guacamole, ensalada, chiles verdes picados, cilantro y cebolla”.

Aunque el lugar se encuentre en el centro de la capital, los precios también son altos, ya que las órdenes de gusanos rojos y blancos de maguey oscilan entre los 200 y 300 pesos.

“Desde mi punto de vista los insectos no pueden ser la comida del futuro, porque si usted viene con su familia de tres o cuatro integrantes, imagínese cuánto le va a salir llenarse con puro gusano. Son caros, por eso casi siempre son presentados como aperitivos”.

El principal centro de abastecimiento de este tipo de productos se encuentra en el mercado de San Juan en la calle de Ernesto Pugibet, donde desde hace 40 años trabaja Adrián Álvarez Gutiérrez, quien vende insectos de Veracruz, Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

En su local -donde ofrece muestras de algunas especies bañadas en jugo de naranja y chile piquín-, comercializa el vinagrillo (arácnido), alacrán, acocil (langosta pequeña), ciempiés, chapulín, jumil (chinche de monte), hormiga chicatana, cucaracha (de magadagascar), escamol (larva de hormiga) y gusano de maguey.

“La recolección es un trabajo artesanal y los precios varían según la temporada porque con el cambio climático las estaciones del año ya no son tan exactas. Muchas veces la tendencia de los precios es al alza porque la población de insectos llega a ser baja, a veces se recolecta muy poco”.

Mientras muestra cada uno de los insectos, explica que “el ahuautle, o sea el huevo del mosco, es carísimo porque es un huevecillo muy pequeño que se utiliza para hacer tortitas, pero es diminuto; yo que soy de los que da más barato lo vendo a 80 pesos cada 50 gramos”.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señala que la entomofagia -consumo de insectos por los seres humanos- podría ser una alternativa saludable y menos agresiva con el medio ambiente, ya que para mantenerlos se utiliza menos tierra y agua que el ganado tradicional, además de ser más resistentes ante cambios agresivos del clima.

Sin embargo, para lograr abaratar sus costos se tendría que fortalecer el abanico de oferta y demanda, lo cual requeriría un cambio de costumbres alimenticias de la población.

#Al instante

Crean comisión contra Cambio Climático en Morelos

El objetivo de la Comisión es echar a andar nuevamente el Centro Histórico de Cuernavaca, pero de forma seria, sin ocurrencias y sin actos de corrupción.

Por Héctor Raúl González, 2019-08-23 15:21

México.– Esta mañana entró en funciones la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático y Ecozonas (CICCE), con el fin de coordinar y organizar el cumplimiento del Programa Estatal de Acción ante el Cambio Climático.

La Comisión está conformada por titulares de las secretarías del Ejecutivo estatal y del Instituto de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal del Estado de Morelos.

Constantino Maldonado Krinis, Secretario de Desarrollo Sustentable, informó que el órgano colegiado que este viernes rindió protesta también debe coordinar y organizar acciones relativas a la promoción, administración y desarrollo de las Ecozonas que se implementen en la entidad.

El funcionario estatal dijo que el objetivo de la Comisión es echar a andar nuevamente el Centro Histórico de Cuernavaca, pero de forma seria, sin ocurrencias y sin actos de corrupción, como los cometidos por la Administración del perredista Graco Ramírez.

“La principal diferencia (con el gobierno pasado) va a ser que ahora sí lo estamos haciendo en un plan serio, va a haber cero corrupción y va a ser de la propia ciudadanía y los comerciantes, desde ahí ya el inicio es totalmente distinto, no va a ser por parte del Estado, vamos a ver qué es lo que los comerciantes requieren.

“Si ellos quieren que se haga un tipo de cierre vial o no, si son banquetas de otro tipo, van a venir de parte de ellos, por eso van a estar representados por una asociación, por la fundación de la Ecozona, por decirlo de alguna manera, y nosotros lo que tenemos que hacer es coadyuvar y llegar a un tipo de trabajos, que también ya queremos hacer de todo tipo, de tipo movilidad, tipo ambiental, de todo tipo tenemos que hacerlo aquí y replicarlo en otras parte del estado”, dijo.

En la primera reunión de hoy se acordó el calendario para las siguientes sesiones ordinarias, el cual quedó de la siguiente manera: segunda, 04 de septiembre; tercera, 09 de octubre; cuarta, 06 de noviembre, y la quinta el 04 de diciembre; todas para este 2019.

Los trabajos de la Comisión, agregó el Secretario, deberán pasar por el tema del comercio ambulante instalado en el Primer Cuadro de Cuernavaca.

“Va a tener que pasar, va a tener que pasar, de hecho vamos a tener que platicar con ellos que nos apoyen, tenemos que ser un tema conjunto, el INAH es importante, somos de los pocos centros históricos que tenemos una pirámide aquí, tenemos vestigios importantes, entonces hay que retomar eso para que todo el país nos vea y cambiemos el tema de cómo nos han tenido en estos últimos años”, expresó.

#Al instante

Cuarta Transformación apoyará a empresas que combatan corrupción

Las gratificaciones se darán a través del registro en el Padrón de Integridad Empresarial, que impulsa la Secretaría de la Función Pública.

Por Redacción, 2019-08-23 09:28

México.- El gobierno federal reconocerá y dará incentivos a empresas que ayuden al combate a la corrupción

Las gratificaciones se darán a través del registro en el Padrón de Integridad Empresarial, que impulsa la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Esa plataforma digital fue presentada por la titular de la dependencia, Irma Eréndira Sandoval, quien señaló que la corrupción cuesta a México entre 5 y 10 por ciento del Producto Interno Bruto.

De acuerdo con Irma Eréndira Sandoval, se trata de una herramienta que cimentará la nueva ética pública para erradicar las prácticas de corrupción en la adjudicación de contratos con el sector público.

Al presentar la plataforma digital, subrayó que las empresas pierden alrededor mil 600 millones de pesos en sobornos, lo que provoca que se deje de generar medio millón de empleos al año, perdiendo el 5 por ciento de sus ventas anuales por las llamadas mordidas.

Este es el primer esfuerzo del Gobierno federal por utilizar un registro de proveedores íntegros para prevenir la corrupción en las contrataciones públicas, sostuvo.

Se dejarán de lado las listas negras de empresas sancionadas.

La Jornada destaca que las contrataciones públicas son de las áreas más vulnerables, ya que datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos señala que 57 por ciento de los sobornos en el mundo se dieron para concretar algún contrato en el sector público.

De acuerdo con Sandoval, el objetivo del padrón es ofrecer incentivos positivos para promover la integridad y tomar medidas preventivas, y no sólo reactivas, en el combate a la corrupción.

En tanto, Carlos Villalobos, director de Vinculación con el Sector Empresarial de la SFP, explicó cómo funcionará el Padrón de Integridad Empresaria.

Detalló que la plataforma permitirá a las empresas registrarse de forma voluntaria, garantizando así que se cumplan con prácticas correctas de comportamiento y transparencia.

Detalló que podrán adherirse todas las compañías que operan en el país, aunque se comenzará con los proveedores del gobierno. Los que se registren en el padrón gozarán de incentivos en el momento de colaborar con el Gobierno. Se les podría dar prioridad en las licitaciones o algún otro tipo de beneficios.

#Al instante

Ruiz Esparza califica de patrimonio congruente sus seis departamentos

«Todo mi patrimonio es producto de 50 años de trabajo ininterrumpido, explicó el exsecretario.

Por Redacción, 2019-08-22 18:21

México.- El ex secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró que posee un patrimonio congruente, auditado por un despacho de prestigio internacional, después de que se dio a conocer que durante los seis años de su gestión como secretario de Estado adquirió seis departamentos.

Uno de ellos era el que rentaba la ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, el cual omitió mencionar ante el juez de control que la vinculó a proceso, motivo por el que decidió dictarle prisión preventiva.

«Todo mi patrimonio es producto de 50 años de trabajo ininterrumpido. Lo tengo auditado por un despacho de prestigio internacional, concluyendo que mis ingresos superan a mis bienes, lo que hace un patrimonio congruente», escribió el ex funcionario federal en una carta dirigida a MILENIO.

«Todo mi patrimonio está manifestado ininterrumpidamente ante las autoridades competentes desde el primer día que hubo esta obligación sin haber recibido nunca observación alguna. Mis declaraciones fiscales son congruentes con mi patrimonio y están al día», detalló Ruiz Esparza.

El ex servidor público agregó que «no hay departamento de 581 m2. El departamento tiene 200 m2 pero por error se consignó la superficie total del terreno donde se construyó el edificio, como consta en la escritura pública»