La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Guerrero, puso en marcha el operativo de verificación y vigilancia por vacaciones, que incluye la instalación de 12 módulos para recibir quejas, denuncias y brindar asesoría a turistas.

El acto, que se realizó frente al asta bandera, ubicado frente a la playa Papagayo, el encargado de despacho de la delegación de Profeco, Brigido Cortez, dijo que durante el operativo participarán 22 trabajadores para recibir y conciliar quejas.

Además apoyarán 55 estudiantes, quienes realizarán su servicio social, con recorridos por la zona turística donde recogerán quejas y también brindarán asesoría a los turistas.

El funcionario informó que en Acapulco se instalan nueve módulos y otros más en puntos estratégicos de Iguala, Taxco y Zihuatanejo, donde se atenderán las quejas de turista de manera inmediata durante estas vacaciones de verano 2015.

El programa arrancó este miércoles y concluirá el próximo lunes 24 de agosto.

Los módulos de Acapulco estarán ubicados en el asta bandera, en la Estrella Blanca y Estrella de Oro sucursal Cuauhtémoc, Walmart Costera, Puerto Marqués, El Revolcadero, en el Aeropuerto internacional, Pie de la Cuesta y en la propia delegación de Profeco.

Por su parte, la jefa de Verificación y Vigilancia, Aleida Montalbán Tacuba, explicó que el objetivo de este programa es proteger y defender los derechos de los consumidores, mediante acciones de verificación a proveedores de bienes, productos y servicios de alto consumo y demanda de esta temporada vacacional.

Añadió, que se pretende asegurar que estos proveedores ajusten su comportamiento comercial a lo dispuesto por la Ley Federal de Protección al Consumidor, por la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y a las normas oficiales mexicanas.

Dicho programa cuenta con tres estrategias fundamentales, la primera son acciones de verificación y vigilancia a establecimientos comerciales relacionados con esta temporada vacacional y turística.

Se verificarán hoteles, restaurantes, bares, discotecas, tiendas de autoservicio y departamentales, líneas aéreas, líneas camioneras, estacionamientos, agencias de viajes, prestadores de servicios turísticos, entre otros.

La segunda estrategia es la atención inmediata a denuncias presentadas por los consumidores, que pueden ser sobre diversos aspectos que pudieran afectar sus derechos, salud y economía.

Notimex

La tercera y última estrategia, es la difusión de los derechos de los consumidores en el departamento de verificación y vigilancia, donde estarán atentos a que se exhiban y respeten los precios, tarifas de productos y servicios.

Aleida Motalbán dijo que en caso de que se detecte algún abuso o violación a la ley, se aplicará una medida precautoria de manera inmediata, que es la suspensión de la comercialización, además de que se podrían aplicar sanciones económicas que van desde 600 hasta dos millones 400 mil pesos.