Chilpancingo, Guerrero.- Ante la incapacidad mostrada por el gobierno del priista, Marco Antonio Leyva Mena para brindar servicios públicos, vecinos de la colonia Ruffo Figueroa adquirieron por cuenta propia luminarias, pues además de carecen del servicio de recolección de basura y agua potable.

Este sábado los vecinos le plantearían sus demandas al propio alcalde  de Chilpancingo, Leyva Mena durante la jornada comunitaria, que llevarían a cabo en la colonia convocada por el propio ayuntamiento, sin embargo, el alcalde los dejó plantados.

“Agradecerla alcalde que haya mandado esta jornada, pero nosotros necesitamos la presencia de él, ha estado de que viene, y nunca ha venido, queremos que esté aquí para plantear la problemática de la colonia”, dijo el presidente de la colonia Isaac Macilla Trigo.

Expuso que ante la falta de luminarias en la colonia le solicitaron al ayuntamiento siete lámparas para colocarlas en las calles principales del lugar, y de mayor circulación, sin embargo, nunca se les entregaron, y fueron los propios vecinos quienes las compraron, e instalaron.

Otras de las carencias de los vecinos es el agua potable, pues llevan un mes sin el servicio, y les informaron que les será suministrada en dos semanas más. Otro problema similar enfrentan con la recolección de la basura, que en ocasiones se hace una vez por semana.

Los vecinos se organizaron y prepararon comida para recibir a Leyva Mena, quien no acudió, al igual que ningún de los 13 regidores, ni síndicos.

Los vecinos pidieron al Cabildo que no se olviden de la colonia, pues carecen de muchos servicios, pese a estar a unos metros del centro de la ciudad.

A casi dos años de la administración de Leyva Mena, Chilpancingo se encuentra inmerso en la violencia, escasez de agua, toneladas de basura en las calles, vialidades en mal estado, y falta de luminarias.

Los habitantes se han tenido que enfrentar además, a la indiferencia de los síndicos, y regidores, quienes han permanecidos alejados de los problemas que enfrenta la ciudad.