México.- Para Alejandro Desfassiaux, presidente del Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, mientras el gobierno no diseñe instituciones de seguridad con consolidación y objetivos a largo plazo, será muy difícil que los niveles de inseguridad y violencia se reduzcan en el país.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, el año pasado fue el más violento con 34 mil 582 homicidios dolosos entre enero y diciembre. Junio de 2019 fue el que más tasa de homicidios dolosos registró, con dos mil 993 muertos.

“Mientras no tengamos instituciones de largo plazo que permitan establecer protocolos a nivel nacional e institucionales no va a haber nada que lo pueda resolver”, advirtió Desfassiaux en entrevista. “Mientras esto no se elimine, no importa cuantos cuerpos policiacos se armen; esto no se acabará de resolver”, dijo.

El experto en seguridad afirmó que los esfuerzos del gobierno serán poco fructíferos en el combate a la delincuencia organizada, en tanto no se establezcan protocolos de acción que permitan labores de inteligencia coordinadas.

En ese sentido, reconoció que la creación sexenal de nuevos cuerpos policiacos es inservible en tanto no se depuren o, en su caso, se desaparezcan a los eslabones más débiles, es decir a las corporaciones municipales y estatales.

Enfatizó que la fuerza reclutadora del crimen organizado actualmente rebasa en número a los agentes de los que disponen los gobiernos para hacer frente al embate del crimen organizado.

Aunado a esto, indicó que la cooptación de las agencias de seguridad por la delincuencia organizada es un “cáncer institucional” que no deja transitar hacia un modelo eficaz de garantía de la seguridad pública.

“De nada sirve que generemos una Policía Federal, una Gendarmería o una AFI, en su momento, o ahora la Guardia Nacional cuando la problemática real son más de 400 mil elementos de las policías estatales y municipales que están en su mayoría coludidos con el crimen organizado o inclusive operando para ellos”, lamentó Desfassiaux.

“Los policías estatales y municipales son el verdadero cáncer de nuestro país. Es insuficiente los 60 mil elementos, que todavía no están completos, de la Guardia Nacional para resolver el problema”, apuntó.

Ante esa problemática, Alejandro Desfassiaux consideró que una salida óptima sería proponer al Legislativo, que hoy tiene mayoría morenista, un esquema federal de seguridad.

Es decir, que la Guardia Nacional tome el control de la seguridad en estados y municipios buscando que los resultados en seguridad obedezcan a un criterio de costo beneficio.

A decir de Desfassiaux, con este modelo, cada jefe de la Guardia Nacional que logre objetivos de reducción de la criminalidad en el área que tiene asignada, tendría derecho a un ascenso, implantar en otro municipio el esquema y acceso a un mejor salario.

“Mi propuesta es que hoy, aprovechando que hay una gran mayoría de Morena, se establezca que desaparezcan los policías municipales y estatales como tal y opere la Guardia Nacional en todos los estados y municipios de acuerdo a un costo beneficio y que haya una reducción del índice criminal en cada zona a través de este instituto que sería la Guardia Nacional”, expuso.

“Con un protocolo de beneficio, ascensos y mejoras como pasa en el Ejército, pero establecidos en la Guardia Nacional, y que la ventaja que al manejarlo el Ejército va a ser fácil implementar, esas medidas va a ser un éxito”, comentó el analista.

“Buena decisión dejar al Ejército la seguridad”

Para el analista en temas de seguridad, el gobierno se apoye en las fuerzas armadas para combatir la inseguridad y delincuencia en el país, es la decisión más acertada.

El experto enfatizó que la problemática de las corporaciones de seguridad en los estados y municipios de México hacen imposible que los niveles de operación de la delincuencia se reduzcan, por lo que es sensato el despliegue de cuerpos militares en el país.

Inseguridad México

“Ese problema tan delicado de 36 años de inseguridad que ya llevamos, es un tema que siempre lo hemos recargado en el Ejército, siempre le hemos pedido ayuda al Ejército. El tema es que debemos dejar que hagan el trabajo completo”, señaló.

El experto consideró que aunque existen leyes que ya dan certeza jurídica para la actuación de las fuerzas armadas en temas de seguridad pública, éstas todavía son insuficientes para garantizar que la labor que realizan está apegada a derecho.

“Yo pienso que haberlo dejado (el tema de seguridad) en manos del Ejército fue la mejor decisión, pero el tema es que no le hemos dado las herramientas necesarias al Ejército ni la fuerza jurídica total, o suficiente, ni la capacidad de operación suficiente para poder operar de una manera más rápida, esto no se va a lograr, si no se elimina el cáncer, que son las policías estatales y municipales”, destacó.

“México debe sellar frontera con EU”

Respecto al crecimiento del problema del tráfico de armas hacia México desde Estados Unidos, que en la última década significó el ingreso de al menos dos millones de armas ilegales a territorio nacional, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Alejandro Desfassiaux consideró que la Guardia Nacional debe sellar por completo la frontera con el país del norte.

Para el experto en temas de seguridad, es necesario que el gobierno mexicano actúe con la misma seriedad que su par estadounidense y cree un protocolo que cierre cualquier grieta que permita el trasiego de armas hacia el país.

“El problema básico del control de armas en nuestro país es que tenemos una frontera con Estados Unidos donde es muy difícil viajar de México hacia Estados Unidos, pero es sumamente fácil pasar de Estados Unidos a México. Hay cero controles reales del control de acceso.

“Necesitamos establecer que la Guardia Nacional tome el control de nuestras fronteras, de la parte norte y establecer un protocolo de control absoluto con la con la misma seriedad que lo hacen los Estados Unidos”, afirmó.

De acuerdo con datos de la Defensa Nacional y la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de fuego y Explosivos (AFT por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, anualmente ingresan a México de manera ilegal 200 mil armas a través de cinco puntos de la frontera norte: Tijuana-San Diego, Ciudad Juárez- El Paso, Laredo- Nuevo Laredo, McAllen- Reynosa y Brownsville- Matamoros, en Tamaulipas.

Según la AFT, en la frontera de Estados Unidos con México se han otorgado 133 mil licencias para venta de armas, de los cuales 22 mil están la línea divisoria de Estados Unidos con el país.

“Escuelas deben hacerse responsables de seguridad”

Luego del tiroteo en el colegio Cervantes, en Torreón, Coahuila, donde un menor en posesión de armas de fuego de grueso calibre mató a su profesora, Alejandro Desfassiaux afirmó que toca a las escuelas asumir la responsabilidad de garantizar la seguridad de sus estudiantes.

El experto en temas de seguridad consideró que las instituciones educativas deben privilegiar los protocolos de seguridad nacionales para establecer un control adecuado de armas de fuego, armas blancas y drogas en las instalaciones a su cargo.

Enfatizó que más allá de las inquietudes que puede generar políticas como “mochila segura”, los directivos y padres de familia deben ponderar que la seguridad de sus alumnos e hijos es lo más importante.

“Referente a las escuelas se necesita establecer un protocolo, necesitamos hacer responsables a las escuelas de establecer protocolos de seguridad en el control de armas de fuego, armas blancas y drogas hacia el interior de las instituciones, enfatizó.

“Se tiene que hacer por el bien de los estudiantes, el bien de las instituciones, más allá de los derechos humanos, o no, primero está la vida, preservar la vida de los estudiantes, y eso no se va a lograr mientras no se establezca un protocolo nacional de control de armamentos, de armas de fuego, armas blancas y droga al interior de las escuelas”, puntualizó.