ANSA.-La inteligencia artificial continúa siendo un desafío, superando al propio hombre y a sí misma.

Y así lo demuestra la nueva versión de Alpha Go, llamada Alpha Go Zero, porque puede aprender por sí sola a partir de cero y sin un 'input' del hombre pero sobre la base de su experiencia.

Gracias a ello el programa se convirtió en el más potente y probablemente más fuerte jugador en la historia del Go.

Descripto en la revista Nature, el programa fue puesto a punto en Gran Bretaña por la empresa DeepMind de Google.

Con un autoprograma, Alpha Go Zero consiguió mejor resultado que su predecesor Alpha Go, que en el pasado le hizo honor, derrotando en un torneo al propio campeón del Go, Lee Sedol.

Este resultado fue posible gracias a un adiestramiento en el que había observado y memorizado millones de jugadas de jugadores humanos y "puesto en práctica" lo que fue aprendiendo y corrigiendo según sus errores automáticamente.

Alpha Go Zero en cambio aprende exclusivamente de la experiencia que adquiere jugando, analizando posibles movimientos y memorizando las estrategias de un juego ganador para cada situación.

Fue un estudio intensivo durante el cual en pocos días el programa jugó casi 5 millones de partidas contra sí mismo.

Quizás sacó provecho de esta experiencia para lograr vencer al ser humano.