México, Notimex.-Cazas F-22 estadunidenses interceptaron este lunes a cuatro bombarderos Tu-95MS y dos cazas Su-35 de Rusia frente a la costa de Alaska y los mantuvieron vigilados durante más de 12 horas, hasta que abandonaron la zona, informaron hoy autoridades militares de Estados Unidos.

El Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD) indicó en un comunicado que "los bombarderos y cazas rusos permanecieron en el espacio aéreo internacional y en ningún momento entraron en el espacio aéreo soberano de Estados Unidos o Canadá".

Los cazas F-22 de Estados Unidos escoltaron a las seis aeronaves de combate rusas que entraron en un área designada como Zona de Identificación de Defensa Aérea de Alaska. El NORAD, con sede en la Base de la Fuerza Aérea (BFA) de Peterson, cerca de Colorado Springs, Colorado, es un esfuerzo conjunto de Estados Unidos y Canadá de la protección del espacio aéreo norteamericano, dijo el general Terrence J. O'Shaughnessy, comandante del NORAD, según la cadena NBCNews. Agregó que "la prioridad del NORAD es defender a Canadá y a los Estados Unidos.

Nuestra capacidad para disuadir y derrotar las amenazas a nuestros ciudadanos, infraestructura vital e instituciones nacionales comienza con la detección, seguimiento e identificación positiva de aeronaves de interés que se aproximan al espacio aéreo de Estados Unidos y Canadá".

El Ministerio de Defensa de Rusia reconoció que sus aviones estaban en la región, en ejercicios de entrenamiento programados.

"Cuatro portadores de misiles estratégicos Tu-95MS de las fuerzas aeroespaciales rusas realizaron salidas programadas sobre las aguas neutrales de los mares de Chukotka, Bering y Okhotsk, así como a lo largo de la costa occidental de Alaska y la costa norte de las Islas Aleutianas", informó el Ministerio de Defensa del Kremlin este martes por la mañana.

"En ciertas etapas de la ruta, los aviones rusos fueron escoltados por aviones de combate F-22 de Estados Unidos. El tiempo total de vuelo excedió las 12 horas", dijo el ministerio del gobierno del presidente ruso Vladimir Putin