Acapulco, Guerrero.- Entre 150 y 200 personas quedaron atrapadas en el fraccionamiento Campestre La Laguna, ubicada entre el cauce del río La Sabana y la laguna de Tres Palos.

De acuerdo al gobernador, Héctor Astudillo Flores, es en esa zona donde se registró el mayor daño por las lluvias de las últimas horas.

“En donde hay un problema es exactamente en un fraccionamiento que se llama La Laguna, donde unas 100 o 150 personas no pueden salir; de todo el recorrido que hicimos, no hay otro problema”, expuso.

Dijo que la Barra Vieja estaba siendo abierta, aunque con palas, debido a que las máquinas no pudieron acceder.

“El río Papagayo está muy fuerte el caudal, hay problemas con los flujos de agua; está desahogándose muy bien la Laguna Negra, y no se detecta ninguna otra inundación sobre el cauce del río La Sabana salvo el del Campestre La Laguna”, reiteró.

Expuso que la única forma de acceder a esa zona es en vehículos altos y vía aérea, y recordó que se está utilizando un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado.

Detalló que en el helicóptero caben diez personas, por lo que sostuvo que seguirá utilizándose para apoyar la evacuación de la zona.

“Hay un problema solamente ahí, independientemente de que pueda haber afectaciones menores en otro lado, donde hay un grupo de…yo calculo que 100, 150 o hasta 200 gentes, no es me es posible contarlo”, dijo, durante la conferencia de prensa

Más adelante, en entrevista, reiteró que la situación en ese fraccionamiento era la más grave hasta el momento.

Al mandatario se le recordó que en esa zona existen señalamientos de que estaba habitada de forma irregular, a lo que Astudillo Flores dijo:

“Valdría la pena hacer una análisis; si estaba abandonada, que fue lo que llegué a leer, no sé quiénes sean las personas que estén ahí, valdría la pena conocer el estatus de cada uno de los habitantes que estaban ahí”.

De hecho, las inconsistencias en la licencia de construcción de esa zona ya habían sido advertidas tras el paso de las tormentas Ingrid y Manuel, en 2013.