México.-Uno de los problemas más graves que enfrentan los países en vías de desarrollo es la falta de agua potable, pues viven en poblaciones que no tienen acceso mediante un sistema de acueducto, por lo que el agua no llega hasta sus casas.

Muchas de estas personas deben caminar largos trayectos hacia la fuente de agua más cercana a ellos. Beber un vaso de agua, algo que para muchos de nosotros puede ser un asunto sin complicación, para estas personas es una complicada misión que deben llevar a cabo diariamente.

El problema no sólo es llegar a la fuente de agua, sino que además, deben llenar galones de agua y transportarlos a sus hogares para luego hervirla y convertirla en agua potable. Debido al peso del líquido, no les es posible llevar grandes cantidades de agua, así que solo alcanza para beber, cocinar y limpiar lo esencial.

Afortunadamente llegó un invento para filtrar el agua de lagos y ríos convirtiéndola en potable al instante. Se trata de LifeStraw, un dispositivo sencillo que filtra las bacterias y protozoarios presentes en el agua en un 99.9%, es decir, totalmente y lo hace en el momento que se succiona el agua por medio del dispositivo.

Este invento es de gran ayuda ya que permite a las personas con difícil acceso al agua potable acudir a la fuente más cercana y beber directamente de ahí sin correr el riesgo de contraer alguna infección ya que elimina todas las bacterias dañinas para el organismo.

El agua es un requisito indispensable para todos los seres vivos y es por eso que cualquier invento que ayude a potabilizar este preciado líquido, merece el título de invento revolucionario y más si el costo es accesible.

Además de ayudar a poblaciones necesitadas, LifeStraw también es una excelente opción para viajeros que disfruten de la aventura al aire libre.