La Fiscalía General del Estado (FGE) mantiene una investigación desde febrero pasado en contra de Francisco Espinoza Grado, consejero de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Guerrero, por la presunta falsificación de su nombramiento.

Esa misma denuncia también es en contra de quien resulte responsable de dicha falsificación, con la que se designó por un periodo de cinco años, tema por el cual se le relaciona al ex secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo y el ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero.

Espinoza Grado se mantiene en el cargo de consejero de la Judicatura del Poder  Judicial del Estado, luego de que el juez del Juzgado Séptimo federal con sede en Chilpancingo, José Luis Camacho Contreras tomó como argumentó un nombramiento que fue alterado para agregar que la designación en el puesto era por un periodo de cinco años.

Ese documento fue firmado por Martínez Garnelo, actualmente magistrado del Tribunal Superior de Justicia y el ex mandatario Aguirre Rivero.

No obstante en un oficio de la Dirección de Asuntos Jurídicos se dio cuenta de la inexistencia del nombramiento de Espinoza Grado por un periodo de cinco años, en virtud de que fue designado por el Congreso del Estado para desempeñarse como consejero en sustitución Arturo Estrada Bárcenas,  cuyo espacio del tiempo para el que fue elegido vencía el 12 de septiembre del año 2015.

El pasado 11 de febrero la fiscalía integró la averiguación previa DGCAP/0012/2016 en contra de Espinoza Grado y quienes resulten responsables por el “ejercicio indebido del servicio público, falsedad ante la autoridad, falsificación o alteración así como uso indebido de documento en agravio de la sociedad y de Agustín Lara Muñiz” se lee en un documento de la dependencia.

La denuncia, a la que tuvo acceso Bajo Palabra,  fue presentada por Lara Muñiz a quien designó el Congreso del Estado como consejero de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Guerrero el 06 de septiembre del año pasado.

Así mismo, el 22 de febrero del año pasado, el Congreso el Estado -a través del oficio OM/DAJ/05/2016- que firmó el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Carlos Reyes Torres (de las filas del PRD) tomó como propia la denuncia presentada en contra de Espinoza Grado y quienes resulten responsables de haber entregado el nombramiento que fue alterado:

“Con el carácter de presidente de la Mesa Directiva y representante legal del Congreso del Estado en términos de las fracciones XV y XVI del Artículo 30 de la Ley Orgánica del de Poder Legislativo y a nombre de esta soberanía me adhiero y hacemos nuestra la denuncia y pruebas presentadas por Agustín Lara Muñiz”, indica Carlos Reyes en el oficio en el que dio respuesta a la fiscalía.

Además se adhierió a la denuncia en función de que “el nombramiento mediante el cual se ostenta Francisco Espinoza Grado como consejero del Consejo de la Judicatura con temporalidad de cinco años no fue aprobado por el Congreso del Estado. Reiterándose que el aprobado por esta soberanía no contiene temporalidad de cinco años”.