México.- La investigación de la Fiscalía General de la República contra Alejandro Moreno "Alito", derivaría de la denuncia presentada por el ex Gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz, el 22 de julio, y buscaría inconsistencias entre los ingresos reportados por el líder del PRI y la adquisición de 16 inmuebles, dos vehículos, así como la posesión de cuatro cuentas bancarias, según da a conocer el diario Reforma.

La encargada de iniciar la investigación es la fiscal Rosalba García Ramírez, bajo la carpeta FED/FECC/UNAICAMP/000294/2019.

La investigación busca determinar si existe una diferencia entre sus ingresos y los recursos con los que adquirió los bienes mencionados.

Fuentes consultadas por Reforma señalan que durante el proceso interno del PRI hubo varias denuncias contra el mandatario de Campeche; sin embargo, la presentada por Ruiz Ortiz cuenta con más elementos para iniciar una indagatoria.

Luego que el diario Reforma diera a conocer que Moreno Cárdenas era dueño de una residencia valuada en 46 millones de pesos y construida en dos años, Ulises Ruiz, otrora candidato a la dirigencia del tricolor, solicitó a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) investigar al actual presidente del PRI.

Aparentemente el ex titular de Campeche reportó ingresos por 5 millones de pesos anuales.

Días después, el ex Gobernador de Oaxaca presentó una denuncia ante la FGR en la que señala que el valor de los 15 inmuebles que “Alito” declaró, adquiridos entre 2012 y 2015 en Campeche, no coinciden con el valor comercial de los mismos, según la temporalidad en que fueron adquiridos.

De acuerdo con los cálculos de Ruiz Ortiz, mismos que detalló en una tabla, se “evidencia una notoria discrepancia entre su valor comercial en la fecha de su adquisición con la cantidad que aparece pagada”, misma que fue de contado, según el ex gobernador.

Ruiz Ortiz asegura que en el caso de un predio -adquirido en 2012- con una superficie de 379.64 metros cuadrados con valor de 225 mil 770 pesos, cuando el precio del metro cuadrado es de 2 mil 500 pesos, resultaría un valor actual de 948 mil 850 pesos.