Luego de que el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), recibiera amenazas a través de una cuenta de Twitter, la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y de la Segob se pusieron en contacto con el organismo para brindarle su apoyo.

La amenaza fue hecha el día 26 de septiembre, momentos antes de que comenzara la marcha en la Ciudad de México para exigir justicia por los dos años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El usuario @TercoDJesus escribió “@CentroProdh espero que no se paren a las 16:00 en el Ángel si es que no quieren que su sangre sea derramada. El patrón ya dio la orden”.

Esta cuenta es la misma que lanzó amenazas al colaborador Héctor De Mauleón, colaborador de El Universal. Posteriormente, la cuenta fue suspendida.