Chilpancingo, Guerrero.- La Procuraduría de Protección Ecológica de Guerrero (Propeg) pedirá al Ayuntamiento de Chilpancingo expliqué las razones por las que tiraron a la basura cerca de 500 árboles y no fueron utilizados para reforestar.

El titular de la Propeg, José Pérez Victoriano, dijo que habrá una investigación sobre qué dependencia dio los árboles al gobierno del priista, Marco Antonio Leyva Mena y por qué no pudieron ser reforestados.

“Podemos pedir que nos expliquen que pasó ahí, quiénes o cual fue la razón de que no se hayan plantado esos árboles”, dijo en entrevista durante el curso- taller Actualización de la normativa ambiental en Guerrero.

Ayer, Bajo Palabra informó que por lo menos 500 árboles fueron tirados a la basura, luego de que fueran solicitados por el Ayuntamiento para reforestar, pero no fueron sembrados lo que generó que se secaran.

Pérez Victoriano, aceptó no tener conocimiento a detalle del hecho, pero aseveró que solicitaría a la Dirección de Ecología de Chilpancingo la información de los árboles y los motivos por los cuáles no se reforestaron y se secaron.

Explicó que la Secretaría de Medio Ambientes y Recursos Naturales (Semaren) y la Comisión Nacional Forestal (Conafort), son las instancias que han entregado árboles a los Ayuntamientos en esta temporada de lluvias para llevar a cabo reforestación.

Además, el titular de Propeg calificó de “injusto” que se dejen morir los árboles cuando pueden ser plantados y exhortaría al Ayuntamiento si aún “está a tiempo de remediar la situación que lo haga” y que los árboles sean plantados, para lo cual la Propeg apoyara.