Japón.-Un informe de la ONG Human Rights Watch ha revelado los testimonios de varios niños japoneses aspirantes a deportistas de élite en los que denuncian haber sufrido abusos físicos y psicológicos por parte de sus entrenadores.

"Me golpearon tantas veces que perdí la cuenta. Todos habíamos sido golpeados siendo atletas de secundaria. El entrenador me dijo que no me tomaba suficientemente en serio correr así que todos fuimos convocados por el entrenador y me golpearon en la cara frente a todos. Estaba sangrando, pero no dejó de pegarme", cuenta uno de los chicos entrevistados para el informe, que revela más de 50 casos.

Otro de los castigos relatados por los más de 50 atletas y exatletas entrevistados en persona, así como en las más de 700 respuestas online, consistía en meterlos bajo el agua y presionarles para que no pudieran respirar.

También se recogen algunos testimonios de abuso sexual: "Casi todos los días después del entrenamiento, el entrenador hacía que la atleta se reuniera con él en su aula, donde la hacía desnudarse y le tocaba el cuerpo desnudo, diciendo que era para darle un tratamiento".

Hace unos años, el Comité Olímpico Japonés ya aseguró que iba a tomar medidas para frenar los abusos y acabar con las malas prácticas en sus federaciones y centros deportivos. Sin embargo, el informe revelado por Human Rights Watch pone de manifiesto que las vejaciones persisten y ha recomendado al Comité que cree una comisión para el Deporte Seguro.