México.- El director del programa Jóvenes Construyendo el Futuro en Tabasco, Izcóatl Jiménez Vargas, dio a conocer que se investiga a 140 empresas por incurrir en irregularidades, como pedir un porcentaje del apoyo a los beneficiarios.

Llamó a los jóvenes a reportar los hechos a través de la plataforma en línea, pues en caso de que acepten entregar una parte de su beca para no presentarse a trabajar serán dados de baja.

Advirtió que prestarse a “moches” significará que no puedan volver a registrarse en futuras convocatorias; sin embargo, no pudo precisar el número de beneficiarios que incurrieron en esta falta.

“Estamos revisando cada caso; para dar una cifra exacta tengo que esperar a que termine la inspección federal de la Secretaría del Trabajo y conocer los resultados de la investigación”, dijo.

Al respecto, el presidente de la mesa directiva del Congreso estatal, Tomás Brito Lara, aseguró que ha recibido quejas de corrupción en el programa federal y que presentó el reporte correspondiente.

Acusó que los empleadores piden a los jóvenes hasta mil 500 pesos de los 3 mil 600 que reciben al mes para que no se presenten a trabajar y reporten que sí están siendo capacitados. Pidió que la supervisión y los controles para evitar estos casos de corrupción mejoren por parte de las autoridades federales.

También exhortó a beneficiarios y empresarios a evitar estas prácticas, pues pueden ser exhibidos y dados de baja de manera definitiva del programa.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social reportó de manera preliminar que en Tabasco hay registrados 13 mil 800 centros de trabajo y 69 mil 797 aprendices.