México.-El Comité de Disciplina de la UEFA abrió una investigación disciplinaria al futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos, por las declaraciones realizadas tras el partido ante el Ajax, de la Liga de Campeones, en las que reconocía haber forzado una tarjeta amarilla.

Tras el encuentro contra el Ajax disputado en el Johan Cruyff Arena, Sergio Ramos reconoció ante los medios de comunicación que había forzado la tarjeta amarilla para cumplir el ciclo de sanción, no jugar el partido de vuelta ante el conjunto holandés y afrontar sin amonestación alguna los cuartos de final de la Liga de Campeones, si el Real Madrid se clasifica.

No te voy a mentir y viendo el resultado mentiría si dijera que no es algo que tenía presente. No es por subestimar al rival ni penar que la eliminatoria se ha pasado. Pero en el futbol toca tomar decisiones complicadas", dijo el jugador del Real Madrid tras el partido de Ámsterdam.

Posteriormente, el capitán del conjunto blanco intentó matizar ante otros medios de comunicación y en las redes sociales.

Sergio Ramos, que se perderá con toda seguridad el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones por cumplir el ciclo de amonestaciones, podría ser sancionado con uno o dos encuentros más por conducta antideportiva tal y como estipula el artículo 31(3).