México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), inició una queja de oficio para indagar presuntas violaciones a derechos humanos en el caso de por lo menos dos pacientes de hemodiálisis fallecidos y 42 más afectados por el suministro del medicamento heparina sódica contaminado o caducado, en el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos (Pemex), en Villahermosa, Tabasco.

Por lo anterior, este Organismo Autónomo Nacional, investigará los hechos, así como las acciones u omisiones de las autoridades, dando seguimiento puntual a los acontecimientos y, en su oportunidad, emitirá la determinación que proceda conforme a derecho.

Al conocer los sucesos por los medios de comunicación, el 1 de marzo la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra, dispuso que visitadores adjuntos, abogados y peritos médicos, se trasladaran al nosocomio para auxiliar a los enfermos y sus familiares.

En un comunicado, se informó que personal de la oficina foránea de la CNDH en Tabasco, ha estado presente en el Hospital de Pemex, donde fue atendido por su director, quien indicó que solamente había fallecido una persona y que se encontraban atendiendo a 14 pacientes en observación y 2 en terapia intensiva que también fueron afectados por el medicamento.

Sin embargo, este Organismo Nacional Autónomo, señaló que de acuerdo con medios de comunicación, Pemex, informó de un segundo fallecimiento en el Hospital Regional causado por la "heparina sódica", lo cual, se integró a una carpeta de investigación donde se incluye la detección de la bacteria Klebsiella spp, causando infección urinaria o respiratoria, neumonía y afecciones renales.

La paraestatal, agregó que derivado de la administración de ese lote del medicamento “heparina sódica”, actualmente se encuentran 42 derechohabientes bajo seguimiento médico; de ellos, 22 se atienden de manera ambulatoria, 16 permanecen hospitalizados y 4 se encuentran en terapia intensiva, mientras que un nuevo paciente está siendo monitoreado.