México. Notimex.- El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, dijo que solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) analizar los hechos de que las mujeres electas en los comicios del 1 de julio pudieran estar renunciando a sus cargos por presión o ser víctimas de violencia política para dimitir.

Tras expresar que "como gobernador y como ciudadano, estoy convencido de que la paridad de género es ya una condición de la vida pública y democrática de nuestro estado y de nuestro país", destacó la importancia de ello, para que, en caso de encontrarse conductas de violencia contra las mujeres, "sean investigadas y castigadas con todo el peso de la ley".

Por tal motivo, condenó enérgicamente que las mujeres electas en los comicios del 1 de julio pudieran estar renunciando a sus cargos por presión o ser víctimas de violencia política para dimitir.

En un comunicado, subrayó que, de ser así, representaría un atentado a los derechos de las mujeres que deben ser protegidas y los responsables castigados.

De la misma forma, indicó, "instruí a la FGE para que en coordinación con la Secretaría de la Mujer, brinden asistencia legal a las mujeres candidatas electas que sean víctimas de presiones o de violencia política".

Dijo que pidió al Centro de Justicia para Mujeres, poner a disposición de las afectadas toda la gama de servicios para asistirlas y defenderlas.

Mediante el comunicado, sostuvo que "el gobierno del estado habrá de colaborar con toda la disposición en aquello que soliciten las autoridades electorales para esclarecer este caso y proteger los derechos de las mujeres candidatas".

Agregó: "Hago un respetuoso pero enérgico llamado a los partidos políticos para que sus órganos internos correspondientes actúen con firmeza y defiendan a sus candidatas electas".