Moscú, Reuters.- El Kremlin dijo el jueves que un llamado del líder de la oposición Alexei Navalny para realizar protestas a nivel nacional en respaldo de un boicot a la elección presidencial del próximo año sería investigado para ver si violó la ley.

Navalny, un fuerte crítico del presidente Vladimir Putin, anunció el miércoles una serie de protestas en toda Rusia para el 28 de enero para destacar su llamado a un boicot de la elección, a la que tiene prohibido postular.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que las acciones de Navalny serán observadas cuidadosamente.

“Tenemos las agencias apropiadas que, como saben, investigan dichos llamados y planes para ver si son legales”, comentó Peskov en una conferencia con periodistas. “No hay duda de que esto se hará”, agregó.

Los sondeos indican que Putin, que ha dominado al panorama político de Rusia por 18 años, se encamina a ganar holgadamente la reelección el 18 de marzo, pero Navalny afirma que su propia exclusión convierte al sufragio en una farsa.

Un boicot de la elección podría significar un problema para el Kremlin, que quiere asegurar una alta participación en la elección para ayudar a conferir legitimidad a la esperada victoria de Putin ante algunas señales de apatía por parte de los votantes.

En virtud de la ley rusa, tiene que acordarse con anticipación el tiempo y lugar de las protestas con las autoridades, que a menudo han declinado a autorizarlas, citando solicitudes para otros eventos o preocupaciones con la seguridad.

Cuando la oposición ha realizado las protestas pese a no ser autorizadas, la policía ha intervenido, aplicando la fuerza y arrestando a participantes.