Guerrero.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) de Guerrero solicitará a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Pofepa) y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) investigar la supuesta “descarga de aguas negras” que se reportó esta tarde en Playa Icacos del puerto de Acapulco para deslindar responsabilidades.

No obstante, el gobierno municipal rechazó que se trate de un derrame de agua residual a la bahía, pues aseguró que es agua pluvial de una de las 21 cuencas hidrológicas que desembocan al mar.

Esta tarde usuarios de redes sociales compartieron videos de la supuesta descarga de aguas negras a la bahía del puerto. En un comunicado, la Semaren explicó que solicitó a la Procuraduría de Protección Ambiental del Estado trasladarse al lugar para realizar las indagatorias correspondientes.

Derivado de la inspección realizada en conjunto con personal de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) “se observó que este derrame se debió posiblemente” al taponamiento y saturación por residuos sólidos y arena en el sistema pluvial de la zona.

“El vertimiento de aguas negras en una zona federal marítima es un delito federal, por lo que la Semaren solicitará de manera oficial una investigación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y a la Comisión Nacional del Agua a fin de deslindar responsabilidades”, indica el comunicado.

El gobierno municipal informó que el secretario general del ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez encabezó inicialmente un recorrido de supervisión en el área de las playas Icacos I y II, donde usuarios de redes sociales captaron videos comentando que escurría agua de drenaje, imágenes que fueron replicadas con la versión errónea de contaminación, lo cual desmintieron funcionarios de los tres niveles de gobierno que son especializados en el tema de saneamiento.