El Ejército iraquí lanzó hoy una magna ofensiva militar para arrebatar a yihadistas del grupo extremista Estado Islámico (EI) la norteña ciudad de Mosul, la tercera más grande de Irak, después de esta capital y la sureña Basora.

“El Ejército y la fuerza paramilitar Movilización Popular han comenzado la primera fase de las operaciones de conquista en la provincia norteña de Nínive, de la cual Mosul es la capital, ‘la Operacioón Fatah’”, informó el comando de operaciones militares de Irak en un comunicado.

El objetivo de la misión será retomar el control de Mosul, que ha estado en poder del Estado Islámico (EI) desde junio de 2014, destacó la declaración militar, difundida a través de la televisión oficial, según reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

El Ejército no precisó cuánto tiempo se esperaba que pueda tomar la operación, ya que aunque las fuerzas iraquíes han retomado el control de varias localidades, como Qayyarah, todavía están lejos de Mosul, ubicada a unos 396 kilómetros de Bagdad, pero admitió que será “larga y difícil”.

La ofensiva de la fuerzas de seguridad será respaldada por la coalición internacional encabezada por Estados Unidos, que ha proporcionado apoyo aéreo, asesores militares y entrenamiento al Ejército iraquí en su lucha contra el EI.

Las fuerzas iraquíes han logrado de manera reciente importantes avances contra el grupo extremista, luego de que el mes pasado logró por reconquistar la ciudad de Ramadi, capital de la central provincia de Anbar.

La reconquista de Mosul, que junto con la ciudad de Raqqa en Siria es uno de los dos ejes principales de los militantes del EI, sería un premio gratificante para las fuerzas iraquíes en su lucha contra la organización yihadista radical, según analistas internacionales.

Coma parte de los preparativos de la ofensiva militar, el Ejército iraquí desplegó en febrero pasado a miles de soldados a una base de la localidad de Makhmur, ubicada a unos 70 kilómetros al sureste de Mosul, mientras que Estados Unidos ha intensificado sus bombardeos en la zona.

El Estado Islámico surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi.

El grupo yihadista es reconocido por los crímenes atroces que comete en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios y ahogadas dentro de enormes jaulas de hierro.

Notimex