México, Notimex.-El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, rechazó las acusaciones de Estados Unidos en torno al ataque contra dos buques petroleros en el golfo de Omán, y acusó a Washington y a sus aliados de "sabotear la diplomacia".

El canciller iraní describió las recientes acusaciones de Estados Unidos como un nuevo capítulo de la diplomacia de sabotaje del equipo B, formado por el asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton; el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salman Al Saud y el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed Bin Zayed Al Nahyan.

"Que Estados Unidos lanzara inmediatamente acusaciones contra Irán, sin ninguna evidencia objetiva o circunstancial, solo hace más claro que el equipo B está moviéndose al plan B: sabotear la diplomacia y ocultar su terrorismo económico contra Irán", denunció Zarif en su cuenta oficial de Twitter, de acuerdo con un despacho de la agencia iraní IRNA.

"Advertí exactamente de este escenario hace algunos meses, no porque sea adivino, sino porque conozco de donde viene el equipo B", agregó Zarif, quien calificó el ataque de "sospechoso".

Dos barcos cisterna, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieron el jueves impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa de Irán, uno de cuyos barcos rescató a los 44 miembros de la tripulación.

El secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, responsabilizó a Irán de los ataques perpetrados contra dos buques petroleros en el golfo de Omán, a la entrada del estrecho de Ormuz La evaluación de Estados Unidos -según Pompeo- se basa en la inteligencia, las armas usadas, el nivel de experiencia necesario para ejecutar la operación, los ataques iraníes similares realizados recientemente y el hecho de que ningún grupo que opera en el área tiene los recursos y la capacidad para actuar con este grado de sofisticación.

El Ejército de Estados Unidos publicó un vídeo en el que se muestra a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés) retirando una mina sin explotar del lado del petrolero de propiedad japonesa.

El golfo de Omán, ubicado a la entrada del estrecho de Ormuz, es considerado un sitio estratégico, ya que por él transita un tercio de todo el petróleo comercializado en el mundo.

La Marina iraní anunció que están investigando los hechos y no ha escatimado esfuerzos para facilitar la ayuda necesaria, independientemente de la nacionalidad de la tripulación.