México.- Irán se atribuyó la responsabilidad del ataque con misiles contra la base de Estados Unidos en Irak, lo que sería la primera señal de represalia directa por el asesinato del general Qasem Soleimani.

Medios internacionales reportaron este martes que menos diez misiles impactaron contra la base aérea de Al Asad en Irak, que albergaba fuerzas estadounidenses.

Lo anterior, a pesar de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark T. Esper, había anunciado en redes sociales que trabajarían por el diálogo y la baja tensión contra Irán.

A través su cuenta en redes sociales, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió hace alguna horas que tuvo una el viceministro de Arabia Saudita, Khalid bin Salman, donde “hablamos de comercio, militares, precios del petróleo, seguridad y estabilidad en el Medio Oriente”.

Además, la Casa Blanca informó que Trump ya monitorea el ataque de Irán en territorio de Irak.