México.- El presidente iraní, Hasan Rohani, afirmó que desea evitar la guerra con Estados Unidos, tras los incidentes de las últimas semanas, que pusieron a ambos países al borde del choque militar por segunda vez en menos de un año.

A la vista de las elecciones legislativas del 21 de febrero, anunciadas como difíciles para el campo moderado de Rohani, y en un contexto de crecientes tensiones entre Teherán y los occidentales sobre el programa nuclear iraní, Rohani también expresó su deseo de seguir dialogando con el mundo sobre esta cuestión.

"El gobierno trabaja a diario para impedir un enfrentamiento militar o la guerra", dijo en un discurso al Banco Central.

El 8 de enero, Teherán atacó objetivos militares estadounidenses en Irak en represalia por el asesinato del general iraní Qasem Soleimani cinco días antes en Bagdad.

Según Rohani, con estos ataques que causaron importantes daños materiales, pero ninguna víctima según Estados Unidos, Irán obtuvo la "compensación militar" necesaria por la muerte de Soleimani, el arquitecto de su estrategia regional.