México.- Las autoridades iraníes negaron la madrugada de este viernes las informaciones de que uno de sus misiles derribó un avión ucraniano con 176 personas a bordo y urgieron a Canadá a compartir la información que apunta en este sentido con la comisión investigadora.

El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabieí, calificó en un comunicado los informes que responsabilizan a Irán del accidente aéreo registrado el miércoles al sur de Teherán de "falsos" y de "una guerra psicológica".

“Podemos decir que el avión, considerando las características de la explosión y los esfuerzos del piloto para regresar al Aeropuerto Imán Jomeini, no explotó en el aire. Es decir que los señalamientos de que fue golpeado por misiles está completamente descartada”, dijo en entrevista con el medio local Press TV.

En tanto, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Mousavi, solicitó a Trudeau compartir los datos de la investigación que lo llevó a asegurar que un misil iraní estuvo involucrado de manera no intencionada en el accidente.

“Un incendio se desató en el avión en los primeros tres minutos de vuelo, de acuerdo con lo que han reportado los testigos y con la información recabada de las partes del avión”, agregó.

La Organización de Aviación Civil de Irán está a cargo de la investigación para determinar los detalles del accidente, de acuerdo a los lineamientos internacionales, que señalan que es responsabilidad del país donde ocurrió el accidente disipar dudas, explicó el oficial.

Después de que fuentes de inteligencia estadounidenses apuntaran a la hipótesis del misil, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, confirmó que su Gobierno tiene información de que el vuelo de Ukranian International Airlines (UIA) fue derribado por "un misil iraní" aunque pudo ser por un error.