Méico, AFP.-Un policía murió y decenas de personas fueron detenidas en Irán durante manifestaciones contra la subida del precio de la gasolina, una medida que fue apoyada este domingo por el Guía supremo, el ayatolá Ali Jamenei.

El policía murió este domingo tras recibir la víspera un disparo en un enfrentamiento con "alborotadores" en el oeste del país. El teniente Iraj Javaheri había resultado gravemente herido durante disturbios el sábado en la ciudad de Kermanshah, según fuentes policiales citadas por la agencia Irna.

Desde el viernes han estallado manifestaciones en varias ciudades de Irán después del anuncio de una subida de al menos el 50% del precio del combustible, y unas 40 personas fueron detenidas en Yazd (centro).

En esas movilizaciones, otra persona murió y varias resultaron heridas en la ciudad de Sirjan, también en el centro del país.

"Ayer, la noche pasada y la precedente, ha habido problemas en varias ciudades del país, algunos han perdido la vida y las infraestructuras han sido dañadas" declaró el ayatolá Jamenei, sin dar más detalles sobre el número de víctimas.

"No soy un experto y hay diferentes opiniones pero he dicho que si las cabezas de las tres ramas [poder ejecutivo, legislativo y judicial] toman una decisión, la apoyaré", dijo según la televisión estatal.

El aumento del precio de la gasolina fue decidido el viernes por el Alto Consejo de Coordinación Económica formado por el presidente del país, el presidente del parlamento y el jefe de la autoridad judicial.

Tras el discurso del Guía supremo, el Parlamento anuló una moción que abogaba por dar marcha atrás, según la agencia Isna.

"Seguramente algunas personas están contrariadas por esta decisión (...) pero dañar y prender fuego no es algo de una persona normal", añadió Jamenei este domingo.

En varias ciudades, los conductores bloquearon las carreteras, y algunos manifestantes atacaron infraestructuras públicas o estaciones de servicios.

- Enemigos que "se alegran" -

El precio de la gasolina debe aumentar 50% para los primeros 60 litros comprados cada mes, y en un 300% para los litros siguientes.

El Guía supremo afirmó que, desde hace dos días, algunas entidades opuestas al poder actual "se alegran" por la situación del país.

Se refiere a la dinastía Pahlevi, expulsada del poder en 1979 por la Revolución islámica, y también al grupo de oposición iraní los Muyaidines del pueblo (MEK), que Irán considera como organización "terrorista".

"Pido que nadie ayude a estos criminales" exhorta el ayatolá Jamenei.

El Ministerio de Inteligenica indicó haber "identificado a los principales elementos" que están detrás de los "disturbios de los últimos dos días", según Isna.

Los detenidos en Yazd son "perturbadores" acusados de vandalismo que en su mayoría no son oriundos de esta localidad, declaró el fiscal de la provincia homónima, Mohammad Hadadzadeh, citado por esta agencia.

"Tras el anuncio de los nuevos precios del combustible, hubo quienes expresaron su oposición en calma, pero otros que en su mayoría no eran oriundos de Yazd cometieron actos de vandalismo en algunos sectores de la ciudad", dijo el fiscal.

Las autoridades han reducido además drásticamente el acceso a internet desde el inicio de las manifestaciones, informó este domingo Isna.

Irán se enfrenta a una crisis económica agravada por la retirada unilateral de Estados Unidos en 2018 del acuerdo sobre el programa nuclear iraní, que provocó el retorno de sanciones contra el país, que tiene graves consecuencias económicas.

La moneda, el rial, se ha depreciado, la inflación supera el 40% y el FMI prevé para este año una caída del PIB de Irán del 9,5%.