Chilpancingo, Guerrero.- Trabajadores académicos y administrativos de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), denunciaron irregularidades en el procedimiento de jubilación, y acusaron que sólo los amigos y cercanos del rector, Javier Saldaña Almazán serán beneficiados.

Dentro de las irregularidades que expusieron, señalaron que la convocatoria emitida a los maestros que deseen jubilarse es que deberán de desistir los que tengan alguna demanda interpuesta contra la Uagro ante la Junta de Consolación y Arbitraje.

Este jueves, trabajadores de la Uagro, quienes tiene más de 40 años laborando en la institución, entregaron su documentación para solicitar su jubilación, sin embargo, lamentaron que sólo serán 20 los trabajadores que podrán hacerlo, lo cual sería como “sacarse la lotería”.

Tras solicitar durante los últimos cinco años su jubilación, este jueves el docente de la Unidad de Ciencias Agropecuarias y Ambientales de Iguala, Felipe Bernabé Uriostegui entregó de nueva cuenta su documentación al área de recursos humanos, tras 40 años y 20 días de trabajo en la Uagro.

Entrevistado al final del proceso, el docente lamentó que tras 40 años de trabajo hasta el momento no se le hace justicia y continúa laborando, pese a que según lo que marca el contrato colectivo de trabajo y la ley general de trabajo, ya rebasó los años que debe laborar.

“No se me ha hecho justicia, han salido otros más privilegiados que yo, y que otros compañeros. Espero que hoy se haga realidad, creo que ya cumplí ante la institución, ante la ley, y no se nos ha podido hacer justicia”, lamentó.

El maestro, quien rebasa los 60 años de edad, dijo que padece lumbalgia, lo que por momentos le impide caminar y seguir laborando, por lo que consideró que su jubilación debe de ser inmediata.

Manifestó que le pidieron que entregara una constancia médica, sin embargo, no lo hizo, pues dijo que la convocatoria se publicó el pasado martes, y dieron hoy jueves como fecha única.

Recalcó que el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero (STAUAG), “está vendido”, porque a cinco años de solicitar su jubilación y pedir su intervención no lo hicieron.

“El sindicato, para mi está vendido, corrupto. Se les ha ido a ver, por qué no apoyan   uno, ya rebaso uno límite de trabajo. Los muchachos (alumnos) son rebeldes, ya no queremos estar aquí”, dijo.

“Eres amigo del rector, compadre, yerno, suegro o familia, y hay prioridad, salen rápido”.

Un caso, dijo, es el de su compañero de trabajo, el profesor Modesto Salgado Durán, quien es íntimo amigo del rector, y sin tener la antigüedad fue jubilado, con 45 días de salario por cada año laborado, y no 15 como lo marca el contrato colectivo de trabajo.

Por su parte la trabajadora de la Uagro, Roberta Campos Adame, denunció que la convocatoria emitida el pasado martes “no tiene razón de ser”, pues los trabajadores se pueden jubilar cuando ellos así lo consideren.

Asimismo, dijo que uno de los puntos graves de dicha convocatoria es que señala que quienes quieran jubilarse y tengan alguna denuncia en contra de la Uagro ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, debe de desistir de dicha acción.

“Aquel trabajador que haya puesto su demanda porque se le violentaron sus derechos ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, hoy tiene que desistir de esa demanda para que pueda acceder a esta convocatoria”.

“Es así como una trampa para que se pudiera desistir, para poder jubilarse, para poder participar, a mí me parece muy grave”, dijo.

Sostuvo que la convocatoria, no está firmada de manera bilateral, pues no fue aprobada por los sindicatos, y solo es rubricada por Saldaña Almazán y el director general de Recursos Humanos, Nicolás Pineda Gutiérrez.

Personal de la dirección de Recursos Humanos, informó que hasta las 2 de la tarde, 38 personas habían entregado su documentación para jubilarse, de los cuales serán seleccionados sólo 20.