México.- El titular de la Auditoría Superior de la Federación, David Rogelio Colmenares, reconoció que detectaron irregularidades en la administración de recursos en estancias infantiles, sin embargo, dijo que nada justifica la suspensión de los recursos a los beneficiarios.

Al entregar el tercer paquete de informes individuales, así como el informe general ejecutivo del resultado de la fiscalización de la Cuenta Pública 2017, Colmenares se refirió a la auditoría a estancias infantiles, entre las irregularidades que se encontraron en la entonces Secretaría de Desarrollo Social, ahora del Bienestar, fueron que no se acreditó que las 9 mil 399 estancias cumplieran con los criterios de seguridad, ni tampoco con los requisitos de calidad establecidos en las reglas de operación, entre otras.

Detalló que en 2017 el gasto promedio anual por niño fue de 11 mil 500 pesos, 958 pesos mensuales. Añadió que, en un informe especial sobre los recursos erogados en la atención de víctimas del incendio de la Guardería ABC, 35 millones de pesos, tampoco se acreditó que 29 millones correspondientes a bienes y servicios, se hayan adquirido con las mejores condiciones del mercado.

En este contexto, dijo que no se justifica el recorte al presupuesto de estancias infantiles que en el Presupuesto de Egresos de 2019 fue de 2 mil millones de pesos, además negó que la ASF haya emitido recomendación alguna para que se interrumpieran los recursos a las estancias infantiles.

“Estas recomendaciones administrativas que mejoran los procedimientos de adquisición o contratación de servicios, aun cuando hubiera también algunas denuncias, no justificarían en modo alguno la suspensión de apoyos a los derechohabientes como se empezó a manejar en un principio, de que por una recomendación de la Auditoría había suspendido la administración de los recursos, pues detectamos una falla en Pemex, entonces hay que parar la producción de petróleo, es absurdo, pero así caminó”, subrayó.