México, (Notimex).- Al menos seis millones de israelíes están llamados a votar este lunes en las terceras elecciones legislativas en menos de un año, que pueden poner fin a la crisis política y sellar el destino del primer ministro Benjamin Netanyahu, procesado por corrupción.

Los 11 mil centros de votación abrieron este lunes en Israel para tratar de elegir una Knéset (Parlamento) que logre formar un gobierno tras las elecciones de abril y septiembre de 2019, en las que el Likud (derecha), de Benjamin Netanyahu, y el partido centrista Kahol Lavan (Azul-blanco), de Benny Gantz, quedaron empatados.

Los israelíes cuentan con quince horas para votar en un día que se considera festivo nacional y en el que parte del transporte público será gratuito para facilitar el derecho a votar, destacó la Deutsche Welle.

Las encuestas prevén de nuevo unos comicios cerrados como los registrados el año pasado, cuando las formaciones fueron incapaces de pactar un gobierno de coalición.