ISRAEL.- Una serie de bombardeos han sido reportados entre Israel y el grupo insurgente Hamás, informa el ejército israelí.

Insurgentes palestinos dispararon 12 proyectiles desde la Franja de Gaza a suelo israelí, de los cuales nueve fueron interceptados, e Israel respondió con tres ataques aéreos contra objetivos ligados a Hamás, que dirige el territorio.

Este fue el intercambio de fuego más grave en la frontera gazatí en meses, pero no se reportaron víctimas. Según la policía, los proyectiles causaron daños en inmuebles y vehículos del lado israelí, donde se movilizaron equipos antibombas para recuperar metralla y partes de los cohetes.

En las últimas semanas, grupos afiliados a Hamás han lanzado globos incendiaros hacia Israel, desatando incendios en campos de cultivo en un intento por presionar a Israel para que alivie el bloqueo que impuso a la Franja de Gaza cuando los insurgentes tomaron el poder en 2007.

“No nos quedaremos cruzados de brazos cuando Hamás está fuera de control”, dijo el presidente israelí Reuven Rivlin en un comunicado. Las fuerzas armadas “responderán con fuerza y determinación, salida tras salida y continuarán, aunque se requiera paciencia y tiempo”.

Israel ha cerrado el único cruce comercial de Gaza, lo que ha forzado el cierre de la única usina eléctrica del territorio por falta de combustible, limitando el suministro de electricidad a los 2 de millones de habitantes a unas cuatro horas diarias. Israel también ha prohibido la pesca en las aguas costeras en respuesta a los globos incendiarios.