México.- El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tiene una estrategia adicional para que las unidades médicas que no están catalogadas en el tratamiento de pacientes con COVID-19, apoyen a los 37 hospitales que atenderán esta pandemia y continuar brindando los servicios de salud ordinarios y de urgencias a los derechohabientes, informó el director General, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Durante una teleconferencia con 89 unidades médicas del Instituto en todo el país, realizada en la denominada Sala de Situación COVID-19, el titular del ISSSTE dijo que no obstante la atención del coronavirus es prioritaria, se continuará prestando los diversos servicios médicos las 24 horas.

“La salud requiere de atención, servicio y solidaridad, por eso estamos revisando y especificando cuantas clínicas y la plantilla del cuerpo médico que puede apoyar a estos 37 hospitales”, puntualizó.

Ramírez Pineda, acompañado por los directores normativos de Salud, Ramiro López Elizalde, y de Administración y Finanzas, Pedro Zenteno Santaella, indicó que la Sala de Situación COVID-19 del ISSSTE está conformada por personal médico y administrativo que mantiene una comunicación permanente con todas las unidades médicas del Instituto;  el propósito, agregó, es monitorear la situación de la enfermedad en los nosocomios, así como resolver dudas y registrar las necesidades de insumos para enfrentar esta enfermedad.

“Hemos logrado equipar la mayor parte de nuestras unidades médicas que van a recibir a pacientes con este padecimiento, tenemos algunas carencias que son de algunos equipos que presentan desabasto a nivel mundial. Estoy seguro que el personal médico que tiene el organismo cuenta con la capacidad y experiencia para demostrar que el ISSSTE es una institución grande y fuerte”, añadió.

Por su parte, el Coordinador de la Sala de Situación COVID-19 del Instituto, Marco Antonio Castillo, explicó que este centro tiene tres objetivos principales: captar la información en tiempo real, analizarla y tomar decisiones, lo cual permite identificar con precisión cuándo se debe actuar de manera inmediata.

“Estamos levantando datos sobre cómo evoluciona el comportamiento de casos de infecciones respiratorias agudas graves; cuántos encamados tenemos y entubados, así como quienes desgraciadamente fallecen. También nos permite tener un informe de la capacidad instalada, es decir, camas disponibles y ventiladores”, agregó.

El ISSSTE, abundó el especialista, a través de esta sala concentra todos los registros, principalmente del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”, hospitales Regionales, Generales y clínicas. De igual manera mantiene una conexión directa con la Secretaría de Salud para informar y cumplir la estrategia instruida por el Gobierno de México.

Marco Antonio Castillo mencionó que el personal que labora en la Sala de Situación se capacitó y diariamente se comunican con las 35 subdelegaciones médicas y administrativas del Instituto en el país, así como con cada clínica y hospital, para monitorear la cobertura y atención que reciben los derechohabientes.

Este centro trabaja de 9:00 a 18:00 horas todos los días, posteriormente monitorea de manera virtual y concentra guardias nocturnas para cualquier eventualidad que pueda presentarse.