Ciudad de México.- La fundación Jaguares en la Selva busca la preservación de la especie mexicana.

En entrevista con Radio Fórmula, el fundador de Jaguares en la Selva, Víctor Rosas sostuvo que el objetivo principal de la fundación es la conservación del hábitat y la protección de los jaguares que están en cautiverio, que sean de sangre mexicana.

Precisó que se trabaja también con las comunidades que cohabitan con el jaguar para poder conseguir este propósito.

Cuestionado sobre cuántos jaguares mexicanos quedan, Rosas señaló que, de acuerdo con el censo realizado en 2012, se tiene un aproximado de 3 mil 800, pero se trabaja en un segundo conteo para tener una actualización.

"Hay una estimación que se hizo por medio de la Alianza Nacional para la Conservación del jaguar y quedan en México alrededor de 3 mil 800 de jaguares. El censo fue en el año 2012 aproximadamente.

"Este año estamos realizando, por medio de la Alianza para la Conservación del jaguar que comanda Gerardo Ceballos, el segundo censo para estimar si hay menos población o más población en estos cuatro años de diferencia del primer censo", señaló.

Rosales precisó que el principal enemigo del jaguar es el hombre y su falta de políticas públicas, pues la construcción de carreteras sin un estudio previo, por ejemplo, daña el hábitat y por consiguiente al jaguar.

Por último, compartió una historia muy interesante sobre el Jaguar de Luz, del cual ya se hizo un documental muy interesante.