México.- Jaime Bonilla rindió protesta como gobernador de Baja California para un período de cinco años.

En un breve mensaje, el ahora gobernador aseguró que acatará el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la duración de su mandato y dijo que "todos los días se va a trabajar, no importa cuántos días tengamos para gobernar".

En representación del presidente, Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, asistió a la toma de posesión.

El acto solemne, en el que también estuvo presente el subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta Saucedo, se efectuó en el salón de plenos Benito Juárez García, del Congreso del estado ubicado en Mexicali.