Acapulco, Guerrero.- el síndico administrativo del Ayuntamiento de Acapulco, Javier Solorio Almazán llamó a que el presupuesto 2020 aprobado esta semana se ejerza con transparencia y honradez, que no haya nada opaco y que se acaten las medidas recomendadas por organismos internacionales.

Informó que los ediles de Morena pretendían que el monto de apoyo para los afectados por el Covid-19, fuera de 150 millones de pesos y no de 105 millones como finalmente fue aprobado por el Cabildo porteño.

En su tradicional conferencia de los miércoles, Javier Solorio refirió que “nosotros, los de la fracción de Morena, proponíamos que hubiera mayor recorte al gasto interno, sin embargo, en la Comisión de Hacienda las decisiones se toman por voto y está integrada por 10 ediles; presidida por su servidor y 4 más de Morena, 3 del PRI, una del PAN y uno del PT”.

Sin especificar el sentido del voto individual, informó que no se logró que se recortara la renovación del software para Zofemat, por 5 millones; otro por 1.5 millones para renovar el Atlas de riesgos de protección civil, y otra vez, un software que ya fue contemplado el año pasado, para finanzas por 6 millones de pesos.

Gastar en software

“Nosotros los de Morena, comentábamos que no era necesario ahorita renovar estos software y que ese monto se fuera para el fondo para ayudar a los pobladores afectados por la pandemia”.

Dijo que solo se pudo destinar los 5 millones de Zofemat y no el total de los 12 millones 500 mil pesos.

“Desafortunadamente no pasó esta propuesta pero informó que donde sí se logró recortar fue en las partidas de pasaje aéreos, donde algunas secretarías y direcciones, tenían considerados estos vuelos pero por la pandemia no es necesario que estén viajando, incluso tenían pasaje terrestres, que también fueron recortados”.

Otro rubro que se “eliminaron fueron los congresos y convenciones y servicios de transporte”, donde refirió que “son millones y millones de pesos lo que el Ayuntamiento gasta en el parque vehicular, (gasto que) se podría ahorrar si el municipio tuviera su propio taller, donde se ahorraría muchísimos en mano de obra pero desgraciadamente no se pudo llegar a ese consenso.

Uniformes que no son necesarios ahorita se van, solamente quedan los de bomberos y seguridad pública.

En resumen, dijo que los regidores de Morena “pretendíamos que el monto que quedó de 105 millones, fuera de 150 millones pero no se pudo”.

Dinero lo manejará a su antojo la alcaldesa

También especificó que de la bolsa de 105 millones de pesos para atender a los afectados por el Covid-19, 50 millones los manejará directamente presidencia con la siguiente distribución:

20  millones para programa alimentario,  que es la compra de despensa, lo que significa la distribución 150 mil despensas, en donde aclaró que todas las personas que lleguen a solicitar despensas a regidurías y sindicaturas, se les canalizará a la secretaría General, para que ahí reciban el apoyo.

Para comedores comunitarios, 6 millones. El DIF será la encargada de la instalación en donde se sumarán 6 comedores más a los 22 ya existente.

7 millones para  el programa de activación económica, dirigido a la producción sector agropecuario, pesquero y campesino, en donde el Ayuntamiento comprará sus productos.

8 millones para empleos temporales, para cooperativas pesqueras y otros sectores.

3 millones 700 para comprar los desinfectante que se están distribuyendo en los mercados centrales.

3 millones para insuficiencia alimentario, que abarca huertos traspatio.

2 millones 300 mil que se van a destinar para apoyos extraordinarios.

De los otros 55 millones que se consiguieron por el reajuste al presupuesto, se destinarán de la siguiente manera:

15 millones  para salud, la adquisición de material, insumos, equipo médico y riesgos sanitarios.

15 millones  239 mil pesos van para micro créditos que manejará la dirección de Desarrollo Económico. Los apoyos serán entre tres mil y cinco mil pesos.

Se incrementaron 13 millones a la secretaría de Seguridad Pública.

12 millones para semilla mejorada para apoyar a campesinos de los Bienes Comunales

El síndico Javier Solorio, pidió que este presupuesto se ejerza con transparencia y honradez, que no haya nada opaco y que se acaten las medidas recomendadas por organismos internacionales, que durante pandemias debe haber mayor transparencia en la entrega de los apoyos.

Por otro lado dijo desconocer si existe un padrón de beneficiarios de las despensas y a pregunta expresa, aclaró que a pesar de que él propuso que los gastos de gestorías de todos los ediles,  así como un salario mensual, se fueran a una bolsa común para atender la pandemia y que fueran los ciudadanos quiénes decidieron el destino del gasto, no prosperó.

Sin embargo, aclaró que desde la sindicatura se ha estado apoyando a los ciudadanos con comedores comunitarios, donde se regalan hasta 500 alimentos al día.

Asimismo, informó que tiene dos meses donando su salario íntegro y que la próxima semana, la sindicatura que preside, empezará el programa de empleo temporal, donde “van a dar  60 empleos temporales diarios”.