México.-El uso de asistentes virtuales es cada vez más popular para resolver tareas cotidianas como agendar una cita, comprar las entradas del cine, reservar en un restaurante o llamar a un contacto, pero hay uno que te ayuda a detectar y gestionar el estrés laboral, su nombre es Jenny.

Desarrollada originalmente como una plataforma para acompañar a las mujeres en la denuncia de situaciones de acoso y hostigamiento en el trabajo, sus creadores, Grecia Reynoso y Pablo Espinosa, ven un área de oportunidad con la entrada en vigor de la nueva Norma Oficial Mexicana (NOM) 035 que busca procurar un mejor ambiente dentro de las empresas.

Jenny es un asistente virtual que usa inteligencia artificial para ayudar a los trabajadores a pensar claramente, sentirse tranquilos, estar concentrados y tomar buenas decisiones.

En entrevista con El Sol de México, Grecia Reynoso y Pablo Espinosa aseguran que para crear a Jenny realizaron una investigación en mil 180 fuentes de información y consultaron 286 tesis para generar redes semánticas.

Pero la creación de la asistente virtual no se limitó a la programación, pues también recibió entrenamiento por expertos en diversas áreas para que los empleados mejoren sus habilidades y aprendan a manejar sus emociones.

“La plataforma Jenny, bajo la metodología cognitiva conductual, puede tener flujos conversacionales para medir la evolución de la conducta y hacer diagnósticos objetivos a cada una de las personas”, señalaron los creadores.

Una vez que te registras en la plataforma, la asistente virtual hace preguntas diarias a través de un chat para saber cómo se siente el trabajador y así recomendarle estrategias basadas en estudios para ayudarlos a mejorar su día a día.

Con el tiempo, Jenny analiza patrones en sus datos para mostrarle al trabajador información sobre su comportamiento y sus emociones.

Si es necesario, le recomienda sesiones de terapia virtual o presencial con una red de especialistas certificados.

"Una vez que la persona es diagnosticada por Jenny, se puede canalizar al empleado con un especialista en caso de que requieran una solución externa".

La información que genera esta interacción puede ser utilizada por las empresas para establecer un diagnóstico del clima laboral y elaborar estrategias que ayuden a reducir las situaciones de estrés entre sus trabajadores.

Sus creadores aseguran que esta interacción no vulnera la privacidad de los usuarios, porque "los datos son encriptados, almacenados y anonimizados" de forma segura para cuidar la confidencialidad de los trabajadores.

La empresa únicamente tendrá acceso a un reporte con datos agregadro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) global.

Cuando hay una afectación de salud mental, la productividad disminuye 20 por ciento, pues el trabajador está vulnerable y distraído, al tiempo que desbalancea la vida personal, detalla el organismo internacional.

Los creadores señalaron que cuando las empresas crean programas de protección a la salud mental, el retorno per cápita asciende a 400 por ciento.

Los beneficios tangibles, añade, son aumentos en la productividad, así como una disminución en el ausentismo y el “presentismo”, es decir, las personas que sólo calientan el lugar. La OIT detalla que estos programas también disminuyen la rotación laboral

Aseguran que la efectividad del asistente es probada en 35 empresas que en la actualidad usan a Jenny como su sicólogo laboral, sin importar el tamaño de la compañía. Las Pequeñas y Medianas Empresas pueden contratar el servicio con paquetes que van 35 pesos a 100 pesos por trabajador al mes. “Con Jenny buscamos que cualquier tipo de empresa puedan ayudar a sus empleados a mejorar su salud emocional sin altos costos. A eso nos ayuda la tecnología: tener alto impacto y bajo costo una empresa".

Según Grecia y Pablo, cada firma ahorrará hasta 300 pesos por persona en comparación con contratar sicólogos o una empresa que haga evaluaciones.

La NOM 035 busca promover un ambiente laboral saludable, que fomentarán equipos de trabajo bien armonizados, a través de capacitaciones, una mejora en la distribución de la carga laboral, impulsando la comunicación entre empleados, y evaluando y reconociendo el desempeño de los trabajadores.

De acuerdo con la normativa, si una empresa no cumple, las multas se ubicarán entre 21 mil 122 y 422 mil 450 pesos.