México, Notimex.-El político británico Boris Johnson, favorito para suceder a Theresa May en el liderazgo del Partido Conservador, protagonizó una pelea doméstica con su compañera sentimental, Carrie Symonds, lo que alertó a los vecinos quienes llamaron a la policía.

En medio de la tensión política, ya que Johnson deberá enfrentar el escrutinio de los 160 mil integrantes del Partido Conservador para vencer a su oponente Jeremy Hunt, el periódico The Guardian reveló este sábado que la policía acudió ayer al domicilio luego que vecinos denunciaron que escuchaban una violenta discusión con gritos y portazos.

El vecino que llamó a la policía contó al diario que escuchó fuertes gritos de dos personas que discutían de manera violenta, la cual grabó con su teléfono móvil. “Lo último que escuché fue un fuerte golpe y gritos.

Primero llamé a su puerta para asegurarme de que todos estuvieran bien", agregó. Sin embargo, continuó, "no hubo respuesta en absoluto, no pude escuchar nada. Golpeé tres veces a la puerta. Luego que no hubo respuesta, decidí llamar a la policía”. Otra vecina dijo al periódico que los gritos “era muy fuertes, lo suficientemente fuertes como para hacerme bajar el volumen de la televisión y ver qué estaba pasando".

Afirmó que podía oír gritos de una mujer que se escuchaba muy enojada "también había una voz de hombre, pero él estaba más tranquilo y le decía que se calmara”. Al domicilio de la pareja arribó la policía y tras verificar que todo estaba bien se retiró del lugar. Más tarde en un comunicado la policía metropolitana informó que la persona que llamó estaba muy preocupada por el bienestar de una vecina.

"La policía atendió el llamado y habló con todos los ocupantes de la vivienda, quienes se encontraban sanos y salvos (… ) No hubo motivos de para una acción policial", aseguró. Boris Johnson se separó el año pasado de su esposa Marina WHeeler, con la que tiene cuatro hijos, desde entonces vive con Symonds, 23 años más joven que él.

Antes estuvo casado con Allegra Mostyn-Owen. Johnson, quien disputa con Hunt el liderazgo del Partido Conservador y con ello dirigir el gobierno de Reino Unido, es conocido por ser un promotor de la salida “dura” de Reino Unido de la Unión Europea, prevista para octubre próximo.