#Suave Patria

“Jojutla no está de pie”, lamentan damnificados a un año del sismo

Habitantes aseguran que las casas que se han reconstruido son producto del apoyo de fundaciones e instituciones privadas y no del gobierno.

Por Héctor Raúl González, 2018-09-07 16:49

Jojutla, Morelos.- A casi un año del sismo del 19 de septiembre, que dejó más de 30 mil viviendas afectadas y 79 personas muertas en Morelos, la reconstrucción en esta entidad avanza a paso muy lento.

En varias colonias del municipio de Jojutla, el más afectado por el terremoto en Morelos, todavía hay familias viviendo en carpas de plástico donadas por fundaciones internacionales.

Una de esas familias es la de Araceli Martínez, quien perdió su casa y 12 meses después tiene que vivir con su familia, cuatro adultos y un niño, prácticamente a la intemperie.

“Pues que hasta ahorita no hemos recibido ninguna ayuda, no tenemos casa, estamos viviendo todavía en casa de campaña”, dijo.

Araceli cuenta que luego del sismo solicitó el apoyo del Fonden para reconstruir su vivienda.

Asegura que le realizaron una inspección para comprobar que era un daño total el que había sufrido.

A pesar de que su casa se vino abajo, las autoridades solo clasificaron su caso como daño parcial, por lo que solo recibió un apoyo de 15 mil pesos.

A pesar de que expresó su inconformidad ante el gobierno federal y estatal, el resto del recurso por daño total nunca llegó.

“Sentimos bien feo porque todos, como quiera que sea, ya están parando sus casitas y nosotros no. –¿Por qué ustedes no y los demás sí? –Porque ellos tuvieron su Fonden completo y nosotros no”, expresó.

Es el mismo caso de la señora Elia Almanza, quien además de perder su vivienda, también perdió a su esposo, quien murió meses después del sismo por complicaciones respiratorias provocadas por el polvo que hay en la zona.

Un año después de la tragedia la mujer no pierde la esperanza de recuperar su vivienda.

“Pues como humano yo me desanimo, digo ¿cuándo, Dios mío, voy a ver mi casa? Y ya quiero estar en mi casa, porque no es igual a estar, aunque esté usted arrimada con su hermano, a que esté usted en su casita aunque sea de paja, ¿no? No es lo mismo porque quiere usted su privacidad, quiere usted su casita y todo, entonces pues, nos vamos a esperar ¿Qué otra cosa me queda? Ya pasé un año esperando, entonces, ahorita lo que Dios diga”, expresó.

Algunos vecinos de este municipio aseguran que las casas que se han reconstruido son producto del apoyo de fundaciones e instituciones privadas y no del gobierno.

“Yo no sé en qué van avanzando ellos, porque como ustedes se han dado cuenta sigue igual, hay unos que sí, por fundaciones, por gente que manda dinero, familiares, no sé, pues por su propia mano andan haciendo todo eso”, dijo José Miguel Ortega.

Las autoridades de Morelos, quienes se encargan de una parte de la reconstrucción, aseguran que la tardanza se debe a los trámites burocráticos necesarios para garantizar la certeza jurídica de que en los predios que les indican los damnificados se puede construir.

“Porque el estar a punto ya de arrancar tuvimos que haber pasado un gran trabajo previo, una: de primero corroborar que en efecto haya sido un daño total, dictaminar con Protección Civil con nuestra área técnica, ir físicamente a todos estos casos que el ciudadano nos argumentaba.

“Algo que también la sociedad, no solo de Morelos, sino de todo México no tiene y no tenemos listo, nosotros regularmente dejamos todo, como es nuestra cultura, al último, cuando llega el sismo muchas viviendas el tema de la certeza jurídica no la tenían lista, en Morelos también tenemos muchos casos que en un mismo predio viven más de dos o tres familias en un solo terreno y ahí solo está a nombre de uno o el papá no le ha dado a los hijos, eso ha llegado a complicar bastante este tema de poder generar los expedientes completos”, expresó Alexis Ayala, Coordinador del Programa Unidos por Morelos.

Además del tema de las viviendas, otro tema que preocupa a los habitantes de Jojutla es la actividad económica que no se ha recuperado en el municipio debido al cierre de calles, lo que ha provocado que el turismo y consumidores se alejen de la llamada “zona cero”.

“Muy difícil, la verdad, y todavía lo seguimos viviendo, porque falta muchísimo para la reconstrucción, porque no hay muchas entradas de dinero todavía, no entra mucha gente por… pues por lo mismo, ¿Verdad? De que, de que las calles están cerradas, destapan una, destapan otra, todavía no terminan de hacer una cuando ya destaparon otra y es un caos, la verdad”, Malena Fitz, habitante de Jojutla.

“Es la fecha en que aún hay secuelas, tanto psicológicas como económicas, porque sí repercutió en grande manera”, agregó Patricia Barrera, vecina del municipio.

Y aunque el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, dice que Jojutla “está de pie”, los damnificados aseguran que la realidad no es esa.

“Jojutla no está de pie, están de pie ellos, porque tienen en dónde y nosotros no, pues que vean que realmente no, no hay ayuda como realmente ellos dicen”, expresó Araceli Martínez, damnificada por el sismo.

“Yo sí siento feo porque, digo, antes vivíamos en un hogar no muy bonito ni muy elegante, pero sí teníamos todos los recursos y ahorita que estoy viendo eso, pues desafortunadamente, pues sí, me pongo mal y prefiero, digamos evitarlo y mejor seguir”, dijo José Miguel Ortega Salgado, damnificado.

De acuerdo con las autoridades estatales, la reconstrucción en Morelos se encuentra en un 67 por ciento y se espera que a principios de 2019 concluya.

Pero para los vecinos, la reconstrucción, a un año de la tragedia, no alcanza ni el 50 por ciento.

#Suave Patria

Odian a AMLO miles de mexicanos, rumoran

Aunque el presidente alcanzó el 1 de febrero una aprobación del 82 por ciento entre los ciudadanos de México.

Por Redacción, 2019-02-23 11:40

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) alcanzó el 1 de febrero una aprobación del 82 por ciento entre los ciudadanos de México, afirmó el columnista Luis García Abusaíd; dejando un país dividido.

El columnista afirma que la evidencia está ahí, la popularidad del presidente AMLO ha sobrevivido a pesar de los descontentos que se han manifestado en los pocos meses que lleva liderando al país.

“La clausura autoritaria del NAIM; la construcción del aeropuerto en Santa Lucía sin planeación ejecutiva; la militarización del país contra sus promesas de campaña; el combate al huachicoleo con desabasto de combustible; la pérdida para el sector empresarial por más de 25 mil millones de pesos debido a los bloqueos de la CNTE en Michoacán; el arbitrario cierre de las estancias infantiles; las críticas maniqueas a los organismos públicos autónomos y la descalificación a la comunidad científica y las OSC.”, son los “descontentos” que el pueblo de México ha soportado y “olvidado” para continuar en aumento la popularidad de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Luis García Abusaíd se pregunta “¿Cómo explicar ese amor del 82 por ciento de los AMLOvers que lo blinda contra el 18 por ciento que lo cuestiona?”.

García afirma que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) posee una capacidad de comunicarse con el sector que ha sido excluido durante 38 años por el modelo económico neoliberal.

“(AMLO) no tiene filtros para llegar a ellos, con un lenguaje sencillo, directo y campechano. Entiende sus angustias y temores, al igual que sus odios y resentimientos.”, se lee en la columna de opinión.

También comenta que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) utiliza la compresión para empoderarlos al hacerles sentir que como pueblo son buenos y sabios.

“Ellos, les insiste, dejaron de ser los marginados de la sociedad y de la historia para ser hoy, los hacedores de la 4ª Transformación.”, afirma García Abusaíd.

Por eso, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) representa para ellos su postergada esperanza de reivindicación y justicia social.

El columnista finaliza preguntándose “¿cuáles serán las consecuencias de esa creciente polarización entre el 82% de AMLOvers y el 18% de AMLOHaters?”.

#Suave Patria

Estancias, nichos de corrupción, atención a niños e incertidumbre

La mayoría de los niños, ante padres irresponsables, acuden sin un bocado en el estómago y la única alimentación que reciben es en la estancia.

Por Redacción, 2019-02-23 11:27

México. Notimex.- Del llanto generalizado de principios de ciclo escolar solo quedan unas reminiscencias, los preescolares son revisados cuidadosamente por las maestras, les observan si no tienen golpes y si tienen en su mochila lo necesario para la jornada escolar; las madres esperan con paciencia a que les reciban a los niños para luego, como la mayoría de las madres mexicanas, echar a correr para llegar a tiempo al trabajo.

Educamates Foundation está ubicada en una zona de bajos recursos al sur de la Ciudad de México, los niños que ahí asisten son hijos de madres en condiciones complicadas de vida, desde la hora de entrada, que es poco antes de las 8 de la mañana, se realiza un filtro para revisar cómo llegan los pequeños.

A la salida se realiza esta misma revisión y se informa a las madres el comportamiento, descanso, estado de ánimo y apetito de los niños; en el transcurso del día se desarrollan actividades lúdicas y de socialización con énfasis en aprendizaje de hábitos de higiene, así como periodos de siesta, recreo y juego libre.

El lugar, afiliado al Programa de Estancias Infantiles para madres y padres solos, atiende a poco menos de 30 niños que apenas cuentan con un año hasta los cuatro; Alma Martínez, directora de la institución señala que muchos de ellos vienen incluso sin un bocado en el estómago y la única alimentación que reciben es en la estancia.

En entrevista, la docente expuso que el lugar opera mediante una capacitación inicial que contempla momentos del día que consideran higiene, descanso, alimentación y la manera en que las prestadoras de servicio deben presentarse, es decir, con cofia y cubrebocas, sin aretes ni uñas pintadas y con el cabello recogido, tal y como lo señalan las actuales reglas de operación de la iniciativa.

El lugar cuenta con una cocina en la que una pulcra mujer considera la elaboración de los alimentos con base en el plato del buen comer, se les ofrece desayuno, colación y comida, de no tomar en cuenta estos aspectos y ser detectados tanto por inspectores del DIF, como de la Sedesol, les podrían cerrar el lugar, refirió Martínez.

Dichas revisiones, que son por lo menos una vez al mes, no sólo son para verificar la alimentación de los niños, sino que también se revisan las condiciones físicas de la estancia y las constantes certificaciones a las que debe acudir el personal y que al menos son unas tres al año de manera obligatoria.

Con todo y las modificaciones no pensamos cerrar nuestras puertas, dijo Alma Martínez muy convencida al mencionar que suspender las actividades de la estancia causaría afectaciones a los niños, por lo que una manera de compensar la falta de recursos será pedir a los padres de familia que envíen a sus hijos comida desde sus casas, aunque sabe que muchas madres ni siquiera contemplan aspectos de alimentación nutritiva.

En tanto, responsables de Estancias Infantiles de alcaldías de Tlalpan, Magdalena Contreras e Iztapalapa se han organizado para visibilizar las afectaciones que representarán las modificaciones al Programa y encontrar una solución.

La mayoría vieron una oportunidad de desarrollo personal y de atención a la infancia en esta iniciativa y se sumaron desde hace 12 años, fueron creciendo con ésta y se hicieron de un empleo que además mejoraba las condiciones de sus barrios.

Se trata de al menos unas diez mujeres dedicadas a la atención infantil que en entrevista conjunta señalaron que uno de los riesgos de dejar a los niños al cuidado de las familias, es que podrían incrementar los niveles de violencia hacia la infancia.

Y porqué?, señalan que están enteradas de que la mayor parte de los abusos sexuales a los niños se originan en casa, y que es por ello con el filtro que se les aplica en la entrada es posible detectar y reportar acciones que afecten la seguridad de los niños.

Con preocupación explicaron que en su mayoría, la población atendida en estos espacios vive en condiciones de vulnerabilidad y de manera general los padres de familia se ven en problemas para juntar las cuotas de corresponsabilidad que por lo general son muy bajas pero como pueden las juntan porque saben que sus hijos están bien atendidos.

Con las modificaciones al programa, las estancias tendrán que absorber algunos otros gastos para dar servicios dignos y de calidad, aunado a que no podrían contar con la certeza de cuántos niños recibirían al mes, por lo que tampoco podrían saber cuántos insumos adquirir ni la cantidad precisa de personal a contratar.

Tanto las responsables como el personal a cargo de estos espacios, cuentan con cursos en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de protocolos para la prevención de la violencia sexual en espacios educativos, convivencia escolar con perspectiva de derechos humanos, de protección civil y primeros auxilios, entre otros tantos, formación con la que no cuentan los abuelos, dijeron.

Que tienen la capacitación adecuada para la atención a los infantes y cuentan con certificaciones de cuidado y atención por parte de la Sedesol, Cruz Roja, Protección Civil, la Secretaría de Salubridad, un estándar de competencia por parte del DIF y algunas que atienden a niños de más de tres años, de la Secretaría de Educación Pública.

Certificaciones que a decir de las responsables van hiladas, cada una de ellas, y el personal que atiende a los niños debe contar con éstas, sin embargo, mencionaron que incluso algunas tienen asistentes educativos en puericultura, e incluso con formación en educación inicial.

“Tenemos 12 años tomando cursos, algunas responsables tenían preparación y otras no, el programa tiene 12 años y muchas de las que empezamos llevamos ese mismo tiempo tomando cursos y certificaciones, todas las actividades son supervisadas por el DIF con un programa educativo específico, estamos más que preparadas para atender a los niños”, coincidieron.

#Suave Patria

Opositores intentan reventar consulta sobre termoeléctrica en Morelos

La jornada de protesta inició con una conferencia de prensa en la plaza pública de Amilcingo.

Por Héctor Raúl González, 2019-02-23 11:22

México.- Activistas opositores al Proyecto Integral Morelos (PIM) realizan un operativo para reventar la consulta ciudadana organizada por el Gobierno Federal, mediante la cual decidirá si se pone en marcha o no la central termoeléctrica de ciclo combinado en Huexca.

La jornada de protesta inició con una conferencia de prensa en la plaza pública de Amilcingo, donde los manifestantes anunciaron que el plan de acción sería boicotear el ejercicio ciudadano.

Despues los activistas se trasladaron, a bordo de camionetas y otros vehículos, hasta la cabecera municipal de Temoac, donde quemaron la papelería de la consulta y se suscitó un conato de violencia con policías y presuntos funcionarios públicos.

Luego de unos minutos y tras quemar también el mobiliario con el que se realizaba la consulta, los manifestantes se retiraron hacía la comunidad de Huazulco, también Temoac, donde, antes de su llegada, policías municipales retiraron la papelería y resguardaron a las personas que participan en las mesas de recepción del voto.

Minutos más tarde se trasladaron hacía la comunidad de Amayuca, donde sí encontraron la papelería de la consulta y la quemaron, también en la plaza principal, ubicada en el municipio de Jantetelco.

En este momento, los activistas realizan recorridos por las carreteras de la zona oriente del estado, ingresan a las comunidades para verificar si hay o no mesas de votación instaladas con la intención de destruir la papelería y así reventar la consulta ciudadana.

Consulta 3
Los manifestantes quemaron el mobiliario.