México.-La figura de Jorge Luis Borges no solo es clave en la cultura argentina, sino que lo es para cualquier hispanohablante por la calidad de su obra, por su capacidad para sintetizar pensamientos y filosofía, y por ser uno de los intelectuales más destacados del siglo XX.

El escritor nacido en Buenos Aires falleció un 14 de junio de hace 33 años y, sin embargo, sus libros siguen siendo un referente para muchos nuevos lectores. Escribió poesías, ensayos, libros de viaje, antologías, guiones… Aunque si por algo es recordado es por sus cuentos, donde condensaba su pensamiento de forma magistral.

Los cuentos de Borges

Jorge Luis Borges no escribió ninguna novela porque invitaban a irse por las ramas, es decir, no iban a lo esencial como ocurría con los cuentos, de los que se convirtió en un auténtico maestro. Escribió muchos y muy destacados. A continuación solo recordamos algunos de ellos (que no por eso han de ser los mejores).

En su compendio Historia universal de la infamia, publicada por primera vez en 1935, encontramos Hombre de la esquina rosada, una historia policíaca narrada por el propio asesino en el arrabal de Buenos Aires.

En Ficciones, libro de cuentos publicado en 1944, señalamos Las ruinas circulares y El milagro secreto. En el primero de ellos un anciano que desembarca en una isla se topa con unas ruinas circulares que están en malas condiciones por un incendio. Su objetivo no es otro que crear un ser humano a través del sueño.

En El milagro secreto, el protagonista tiene como sueño un ajedrez eterno. El es Jaromir Hladík, un escritor checo que es condenado a muerte por la Gestapo, pero que antes de morir obtiene un regalo divino en forma de tiempo.

En El Aleph, quizás el libro de cuentos más conocido de Borges, que fue publicado en 1949, nombramos dos cuentos más. El inmortal lleva a un legionario romano a encontrar el río de la inmortalidad, lo que le sirve para vivir 2.000 años, hasta que un día se cansa y bebe de otro que le devuelve la mortalidad.

El otro cuento lleva el nombre de la recopilación, El Aleph. Considerado como una de las mejores obras literarias del siglo XX, en ella el escritor confunde al lector entre lo real y lo ficticio, llevándole a hacerse preguntas existencialistas. Está narrado en primera persona por un personaje también llamado Borges.

En El informe de Brodie, publicado en 1970 con 11 cuentos, Borges desata lo peor del ser humano en La intrusa, que expone cómo dos hermanos muy unidos se enamoran de la misma mujer y los avatares que traerá esa obsesión.

Finalmente, en El libro de arena, antología publicada en 1975, apuntamos El otro, donde el propio Borges se encuentra con su yo joven, quien se pregunta cómo después no recordará ese encuentro.