México.- Al otrora fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, le fue rechazado un amparo contra la suspensión temporal de su cargo por incumplir con el mandato constitucional de contar con certificación, revalidación y registro de exámenes de control de confianza.

Al respecto, el presidente del Colegio Nacional de Abogados Penalistas, Jorge Reyes Peralta, reveló que fue el Juzgado Segundo de Distrito el encargado de negar la solicitud de protección federal por ser notoriamente improcedente.

En tanto, Winckler Ortiz acusó que es víctima de una persecución política y policíaca, por lo que alertó que su familia corre riesgos.

Agregó que su remoción es violatoria a la constitución, local y federal e insistió que sí cuenta con todos los exámenes de control de confianza, que constatan que cubre todos los requisitos “para ser Fiscal General del Estado”.

Karina Juárez Benavides, jueza Primera de Distrito en la entidad, requirió al Congreso estatal que justifique la separación provisional de Winckler Ortiz.

“Requiérase a las autoridades responsables para que en el término de tres días informen y justifiquen a este Juzgado sobre el cumplimiento dado a la suspensión, esto es, deberán acreditar con los medios de pruebas procedentes si emitieron o no el acto que se les atribuye y con el que supuestamente transgredieron la suspensión otorgada al quejoso”, ordenó Juárez Benavides.