México.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, declaró que José Luis Ortiz Ochoa lucra con la necesidad de 400 personas a las que dirige con la promesa de darles una plaza en el Ayuntamiento.

Ayer José Luis Ortiz Ochoa lideró una manifestación sobre las avenidas Costera y Cuauhtémoc para exigir la reinstalación de 80 trabajadores de lista de raya dados de baja, a los que el gobierno los señaló como aviadores.

En entrevista después de la entrega de estímulos a trabajadores con más de 25 años de servicio en el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero en el Ayuntamiento, Román Ocampo señaló que Ortiz Ochoa les cobra una cuota sindical a las más de 400 personas que lo apoyan.

"Les pediría que aprovecharán en hablar con los líderes sindicales, ahorita que están ellos aquí, para que les expliquen la situación de José Luis Ortiz, quien dice ser secretario general de un sindicato", señaló.

"A José Luis Ortiz lo conocí en campaña, él decía que era líder sindical, sin embargo, cuando llegué a gobernar descubrimos que él no era secretario general de ningún sindicato y que aglutina a 400 personas que lo siguen, les ha cobrado cuotas prometiéndoles una base en el Ayuntamiento", detalló Román Ocampo.

Sostuvo que Ortiz Ochoa no trabaja en ninguna dependencia municipal, por lo que no permitirá que continúen personas cobrando salario sin presentarse a laborar, porque han hecho grandes esfuerzos para poder pagar al ISSSPEG 16 millones de pesos para prestaciones laborales que requieren trabajadores.

La alcaldesa afirmó que ésto lo han pagado sin ningún presupuesto de egresos porque hasta el próximo mes se liberará el recurso y señaló al acto de protesta realizado ayer como un chantaje para su gobierno.

La presidenta mencionó que como ciudadanos están en su derecho de manifestarse y plantarse donde crean conveniente, siempre y cuando no afecten a terceras personas, “si creen que se les estén lesionado sus derechos laborales pueden acudir a las instancias correspondientes”.

Opinó que el líder transportista de Un Nuevo horizonte para Guerrero, Rogelio Hernández Cruz, solo acudió a apoyar la manifestación para su beneficio personal, pues exigió obras para ciertas comunidades que estén a cargo de sus amigos constructores.