ESTADOS UNIDOS.- Un joven de 17 años fue acusado de disparar y dar muerte a dos hombres y heridas a otro, durante las protestas contra racismo, en Kenosha, Wisconsin, EU.

Lo anterior ocurrió durante una noche de disturbios después de que la policía hirió a tiros a Jacob Blake, un hombre negro, el fin de semana pasado.

Kyle Rittenhouse se enfrenta a cinco cargos por delitos graves que incluyen cargos por homicidio intencional y homicidio imprudencial, así como un cargo por delito menor por posesión de un arma peligrosa por un menor de edad.

Rittenhouse, un adolescente blanco que iba armado con un rifle semiautomático mientras caminaba por las calles con otros civiles armados en medio de las protestas de esta semana, podría ser condenado a una sentencia obligatoria de cadena perpetua si es declarado culpable de homicidio intencional en primer grado, el delito más grave bajo las leyes de Wisconsin.

El fiscal de distrito del condado de Kenosha, Michael Graveley, formuló la acusación.

El ataque a disparos, en gran parte capturados en videos de celulares y publicados en línea, junto con los disparos hechos por la policía el domingo contra Blake, un hombre negro de 29 años y padre de seis que quedó paralizado de cintura para abajo, convirtieron a Kenosha en el último punto focal en las protestas contra la injusticia racial que se ha apoderado de Estados Unidos desde la muerte de George Floyd el 25 de mayo mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis.

Los dos hombres asesinados por Rittenhouse fueron identiificados como Joseph Rosenbaum, de 36 años, de Kenosha, y Anthony Huber, de 26 años, de Silver Lake, a unos 24 kilómetros (15 millas) al oeste de la ciudad.

Te va a interesar: 

Muere manifestante durante tiroteo en protesta antiracismo en Texas

Clasi-racismo y la no primera dama | OPINIÓN

Estados Unidos rechaza resolución de la ONU contra racismo