Un adolescente de 16 años, asesinó a balazos a su madre y al padrastro, posteriormente convivió tres días con los cuerpos, mientras comía y tenía sexo con su novia en la escena del crimen, esto sucedió en Berazategui, al sur de Buenos Aires, Argentina.

De acuerdo con fuentes policiales, las víctimas fueron identificadas con Gastón Pineda de 32 años, y Romina Paladino de 34 años de edad, los cuerpos se encontraron en el interior del domicilio.

En un principio, el detenido dijo que se trató de un homicidio seguido de un suicidio. No obstante las contradicciones en la declaración alertaron a las autoridades.

Una testigo dijo que joven había cometido el crime, comió pizza y tuvo relaciones sexuales con su novia al lado de los cuerpos. "Cuando llegó la policía, estaba jugando Play (Station). Los cuerpos estaban en la casa".