ITALIA.- La Corte Suprema de Italia, determinó que los padres no están obligados a mantener a sus hijos, después de que estos hayan concluido el bachillerato.

El fallo tiene que ver con la demanda de un maestro de música de 35 años que reclamaba apoyo financiero de sus padres  ya que su salario le era insuficiente.

El  hijo debe “encontrar la manera de mantenerse él mismo”, determinó la juez Maria Cristina Giancola, de la Corte Suprema en la sentencia 17183, señalaron los medios italianos.

Aunque los hijos con alguna discapacidad física o mental están protegidos por la ley italiana, el apoyo financiero de los padres en el caso de los hijos que no están en esa situación y que han terminado sus estudios “no puede continuar indefinidamente” ni es automático.

Finalizados los estudios de bachillerato, o superiores, el hijo deberá buscar trabajo.