Dos jóvenes de 15 y 16 años de edad, fueron detenidos por secuestrar, apuñalar y enterrar vivo a otro menor de edad, argumentando  “problemas en la escuela”.

Los hechos ocurrieron este jueves 16 de julio en el municipio de Puerto Peñasco en Sonora, cuando reportaron al número de emergencias C-4, que a la altura del kilómetro 65 de la carretera que conduce a Sonoyta, se hallaba un joven muy golpeado y semienterrado en un terreno desértico.

Por ser menores de edad los agresores confesos sólo fueron identificados como Juan de Dios M.O., 16 años, y Luis Enrique E.C., de 15 años; además de Francisco V.C., quien quedó detenido en calidad de cómplice.

Según el parte policiaco emitido por la Dirección de Seguridad Pública Municipal, Francisco recogió a la víctima en un vehículo de la línea Dodge Caliber, después salieron de Puerto Peñasco hacia Sonoyta y se detuvieron a un costado de la carretera, cuando estaban platicando llegaron al sitio dos personas de sexo masculino con el rostro cubierto, quienes los obligaron a subirse a la unidad.

“Le taparon la cara al afectado con un trapo, golpeándolo y produciéndole varias heridas con arma punzo-cortante, para inmediatamente después enterrarlo entre el monte, dejándolo solo con la cabeza por fuera de la tierra”, dicta el boletín oficial.

Juan de Dios y Luis Enrique confesaron que ellos organizaron  el crimen, justificando  que su motivo era “problemas escolares”, ambos quedaron a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común, al igual que Francisco quien es sospechoso de haber facilitado la agresión.

Hasta el momento, el joven de 16 años permanece en una clínica privada, su estado de salud es reportado como delicado pero estable.

En tanto, los tres sospechosos fueron recluidos en el Instituto de Tratamiento y de Aplicación de Medidas para Adolescentes (I.T.A.M.A.).

Con información de Excelsior