México.-Miles de personas se pusieron “la camisa negra” con Juanes y el cantante lo agradece hincándose ante un público entregado y haciendo un tributo a la música mexicana con mariachi con el que interpretó “Querida” de Juan Gabriel y “El Rey” de José Alfredo Jiménez.

Después de haber ofrecido un gran espectáculo, fue durante el encore que en un modo acústico el cantante colombiano salió al escenario, con la primera estrofa de “Querida”, en donde poco a poco se fue incorporando un mariachi con el que terminó de interpretar la canción de El Divo de Juárez.

Fue una presentación que ninguno de los asistentes se esperaba, por lo que se desató la euforia en el lugar, misma que incrementó al interpretar “El Rey” un tema José Alfredo Jiménez, el cual todos los asistentes cantaron de principio a fin.

El reloj marcaba las nueve de la noche aproximadamente cuando entre aplausos y silbidos, salió Juanes al escenario, lo que ocasionó gritos ensordecedores, sobre todo de mujeres que gritaban sin control al ver en escena a su artista favorito interpretando “A Dios le pido”.

Continuando con “Fuego”, que fue lo que sentían aproximadamente diez mil personas que asistieron al Coloso de Reforma, que desde la primera canción se pusieron de pie y comenzaron a cantar cada uno de los temas del cantautor.

La fiesta continuó con “Mala gente”, “Nada valgo sin tu amor”, “Fotografía”, “Es por ti”, “Volverte a ver”, entre otras, “Esto no me lo creo gente, muchas gracias a todos y esto apenas comienza”, dijo el intérprete a su público que no paraba de ovacionarlo.

Tras los acontecimientos que han sucedido en Chile, en donde después de una semana de protestas en el país y de una marcha multitudinaria que tomó las calles de Santiago, exigiendo reformas sociales, el cantante colombiano no se quedó callado y ante su público abogó por la paz y el amor.

“Hoy que estaba escuchando lo que pasa en Chile, me quedé impresionado de ver a lo que hemos llegado, y no solo pasa en Chile, sino también en Colombia, Paraguay, Venezuela, en todas partes, incluso aquí en México, muchachos yo creo que lo más importante es aprender a amarnos, es nuestra misión, para cuando llegue el final de los días nos podamos sentar y no podamos decir, aprendí a amar y me amaron, ¿sí o no?, al final del día el amor es lo único que importa, les aseguro que eso es lo que importa muchachos, por eso simplemente quiero decir que tenemos que aprender todos como seres humanos, a vivir todos, porque aquí nos estamos matando, matando, literal”, expresó.

Miles de personas se pusieron “la camisa negra” con Juanes y el cantante lo agradece hincándose ante un público entregado y haciendo un tributo a la música mexicana con mariachi con el que interpretó “Querida” de Juan Gabriel y “El Rey” de José Alfredo Jiménez.

Después de haber ofrecido un gran espectáculo, fue durante el encore que en un modo acústico el cantante colombiano salió al escenario, con la primera estrofa de “Querida”, en donde poco a poco se fue incorporando un mariachi con el que terminó de interpretar la canción de El Divo de Juárez.

Fue una presentación que ninguno de los asistentes se esperaba, por lo que se desató la euforia en el lugar, misma que incrementó al interpretar “El Rey” un tema José Alfredo Jiménez, el cual todos los asistentes cantaron de principio a fin.

El reloj marcaba las nueve de la noche aproximadamente cuando entre aplausos y silbidos, salió Juanes al escenario, lo que ocasionó gritos ensordecedores, sobre todo de mujeres que gritaban sin control al ver en escena a su artista favorito interpretando “A Dios le pido”.

Continuando con “Fuego”, que fue lo que sentían aproximadamente diez mil personas que asistieron al Coloso de Reforma, que desde la primera canción se pusieron de pie y comenzaron a cantar cada uno de los temas del cantautor.

La fiesta continuó con “Mala gente”, “Nada valgo sin tu amor”, “Fotografía”, “Es por ti”, “Volverte a ver”, entre otras, “Esto no me lo creo gente, muchas gracias a todos y esto apenas comienza”, dijo el intérprete a su público que no paraba de ovacionarlo.

Tras los acontecimientos que han sucedido en Chile, en donde después de una semana de protestas en el país y de una marcha multitudinaria que tomó las calles de Santiago, exigiendo reformas sociales, el cantante colombiano no se quedó callado y ante su público abogó por la paz y el amor.

“Hoy que estaba escuchando lo que pasa en Chile, me quedé impresionado de ver a lo que hemos llegado, y no solo pasa en Chile, sino también en Colombia, Paraguay, Venezuela, en todas partes, incluso aquí en México, muchachos yo creo que lo más importante es aprender a amarnos, es nuestra misión, para cuando llegue el final de los días nos podamos sentar y no podamos decir, aprendí a amar y me amaron, ¿sí o no?, al final del día el amor es lo único que importa, les aseguro que eso es lo que importa muchachos, por eso simplemente quiero decir que tenemos que aprender todos como seres humanos, a vivir todos, porque aquí nos estamos matando, matando, literal”, expresó.