México.- Un juez federal otorgó una suspensión de plano a Inés Enrique Torres Acosta, El Kike, jefe de seguridad del líder del cártel de Sinaloa, Ismael El Mayo Zambada, por lo que no puede ser extraditado a Estados Unidos en estos momentos y tampoco trasladado del reclusorio Oriente en la Ciudad de México a una prisión de máxima seguridad.

Inés Enrique es hijo de Manuel Torres, quien fue abatido por el Ejército durante un enfrentamiento en 2012, y sobrino de Javier Torres, El JT, detenido en 2004, y primo de Misael Torres, El M2, detenido por las fuerzas federales en 2014.

El Kike promovió una demanda de garantías, la cual quedó radicada en el juzgado Décimo Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal del Primer Circuito y un juez le otorgó la medida cautelar y solicitó a las autoridades rendir informes justificados.

En mayo de 2016, este sujeto fue capturado en Durango y la entonces Procuraduría General de la República cumplimentó una orden de detención provisional con fines de extradición contra él pues la Corte Federal de Distrito Sur de California quiere juzgarlo por la comisión de los delitos de asociación delictuosa y tráfico de drogas.

Inés Enrique Torres Acosta, uno de los 122 objetivos prioritarios que se propuso capturar el gobierno de Enrique Peña Nieto, coordinaba la producción, acopio, transportación y comercialización de mariguana, metanfetaminas, cocaína y heroína hacia Estados Unidos.