México.- Un juez federal rechazó levantar el bloqueo de las cuentas bancarias de varios allegados de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública preso desde diciembre en Estados Unidos por acusaciones de proteger al narcotráfico.

Francisco Migoni, juez décimo de distrito en materia administrativa, negó la suspensión provisional en amparos promovidos por la hermana de García Luna, un empresario cercano al ex funcionario, y una de sus empresas.

Los amparos impugnan el bloqueo de cuentas decretado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda tras la captura de García Luna en Dallas, el 9 de diciembre, y su posterior traslado para ser procesado ante una corte de Nueva York.

Migoni negó la suspensión a Esperanza García Luna el jueves y ayer notificó la misma resolución en los amparos de Jonathan Alexis Weinberg Pinto y la empresa ICIT Private Security México.

Weinberg Pinto y su padre, Mauricio Weinberg López, son dueños de varias empresas inmobiliarias y de seguridad, entre ellas ICIT, y el primero es propietario de una residencia y un departamento de lujo en Miami que fueron rentados por García Luna cuando dejó su puesto en el gobierno a finales de 2012, según publicó Univisión en marzo de 2019.

La misma investigación reveló que empresas de los Weinberg fueron contratistas del gobierno cuando García Luna era titular de la SSP, en el sexenio de Felipe Calderón.

Jorge Luis Castilla Aguilar, otra persona vinculada con García Luna, también presentó un amparo contra la UIF por bloqueo de sus cuentas, y el juez primero de distrito en materia administrativa, Jonathan Bass, le concedió la suspensión provisional el 14 de enero.

Según Mexicanos Contra la Corrupción, Castilla es uno de los apoderados de la empresa Nunvav, domiciliada en Panamá, que recibió transferencias de dependencias federales en el sexenio pasado por 2 mil 678 millones de pesos y 74 millones de dólares, y que  es representada por una exempleada de García Luna.