México.- Cuando el día apenas se alza en el mercado de la Ciudadela, ubicado a unos metros del Metro Balderas, los comerciantes empiezan a armar sus puestos para dar a Los Reyes el mejor regalo.

Es cierto, algunos lo admiten: las nuevas tecnologías, como las tablets y los smartphones, los han rebasado con las ventas, pero niegan que el trabajo hecho a mano muera. Incluso, apuestan por las tendencias de moda y por el ingenio mexicano.

Rosario, de 27 años, lleva cinco vendiendo juguetes de madera originarios de Michoacán. La mujer comenta que en años pasados los juguetes tradicionales se vendían más, pero se dice entusiasta, pues la gente está mostrando interés por estos artículos y sus innovaciones que los hacen más accesibles para su uso.

“Está mejor la venta en comparación con años pasados. Bueno, tanto clientes como nosotros estamos regresado al pasado. La tecnología es lo mismo y a los juguetes de madera les van haciendo cosas diferentes y les llaman la atención a los niños.

“El trompo antes se jugaba con la cuerda y le tirabas, ahora ya lo hicieron como pirinola y lo hace más fácil.

“Antes los juguetes eran más difíciles de manipular. Ahora al balero le hacen una copa y con poca práctica no se rompen un diente”, bromea Rosario mientras juega con el juguete.

Para hacerlos llamativos también pintan los camiones de madera con las imágenes de películas populares de Disney, como Cars, además de las guitarras temáticas de la cinta Coco. Incluso, hay una versión de Jenga que, asegura Rosario, “se juega con más adrenalina”.

La comerciante pide a Los Reyes que compren más productos mexicanos para dar empleo a artesanos de toda la República que venden en la Ciudadela.

“Esta semana ya hemos visto cómo Los Reyes vienen a buscar el juguete mexicano”, comenta.