Acapulco, Guerrero.- A partir de hoy, solo el 30 por ciento del personal del Poder Judicial ubicado en Caleta ha iniciado sus labores a puerta cerrada.

En un recorrido hecho por Bajo Palabra  la tarde hoy, observamos que con sana distancia y bajo las medidas sanitarias obligatorias, se atiendan únicamente las demandas de pensión alimenticia y violencia familiar.

Ayer, abogados litigantes de la ciudad se manifestaron para exigir la reanudación de las labores que fueron suspendidas desde hace tres meses y que ha afectado gravemente  a su economía.

En entrevista, la presidenta del foro guerrerense de abogados, Perla Maldonado Rodríguez, señaló que sus compañeros han logrado sobrellevar la crisis económica por la covid gracias a la venta de productos, ya que "hasta la fecha nadie del gobierno los ha apoyado", pese a las demandas y peticiones de los litigantes.

Asimismo, indicó que de acuerdo con el comunicado del Consejo de la Judicatura y del Tribunal las actividades serán reanudadas de manera total hasta el próximo tres de agosto.